002

Walter Enrique Gutiérrez

Un hombre apasionado por la historia, quién nos comenta el por qué la importancia de la evolución tecnológica y mediática que tiene la Semana Santa.

¿Quién es Walter Enrique Gutiérrez?

Nací en la Ciudad de Guatemala hace 40 años, el día del patrón de los médicos y los caminantes, San Rafael Arcángel, quizás por eso me enfermo seguido y me gusta caminar “ligerito”.  Recibí una educación fundamentada en los valores católicos y conservadores, de padre quetzalteco y madre palenciana, en los colegios de los padres Somascos y de la Arquidiócesis de Santiago de Guatemala (Emiliani y San José de los Infantes). 

Ya en la Universidad recibí formación de Administración de Recursos Humanos (Universidad Galileo) e Historia (Universidad de San Carlos de Guatemala), carrera de la cual egresé en el año 2009 como licenciado.  Actualmente curso una maestría en historia del arte, mi verdadera pasión en la vida.

¿Por qué el gusto por la historia de Guatemala, su cultura y tradiciones?

La historia, como bien decía Antonio Marure, cuando inauguró la primera catedra de esta disciplina en Guatemala en 1832, es la madre de todas las ciencias. Sin  analizarla,  valorarla y aprender de ella es como ir por el camino a tientas, tropezando siempre con los mismos problemas, cayendo siempre en los mismos agujeros. 

Definitivamente que vivir la historia es disfrutarla,  lo que más me complace es poder compartirla con todos los que se preocupan por buscar sus raíces históricas, culturales y tradicionales. Actualmente imparto clases de historia del arte universal y guatemalteca en la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos; de estética, sociología e historia vinculadas al arte en la  Escuela Superior de Arte de la Universidad Galileo y, apreciación del arte en la Escuela Superior de Arte en la Universidad Internaciones.

¿Qué significa para usted la Cuaresma y la Semana Santa?

Es un ciclo tradicional de los guatemaltecos. Posee una dualidad, dicotomía o bidimensionalidad: la espiritual y la cultural.  Durante el periodo de dominación colonial la Cuaresma y Semana Santa se convirtió en una acumulación de expresiones de fuerte tinte católico, pero en nuestro país logró hacer algo que hasta hoy identifica a los habitantes del país. Es una amalgama de costumbres y expresiones que tienen su origen en el mundo maya, en la tradición católica, pero incluso pinceladas de la cultura islámica y africana.

Muchas hermandades han modificado su sistema mercadológico en los últimos años ¿Por qué la necesidad de innovar?

Precisamente para asegurar su permanencia en el gusto de la sociedad.  Recordemos que la Cuaresma y Semana Santa con sus tradiciones compite con un mundo que le es contrario: playas, fiestas, embriaguez, modernidad, música, descanso, placer.  Aunque la participación de los guatemaltecos es masiva en la Cuaresma y Semana Santa, los costos de mantener estas tradiciones son muy altos. También hay que considerar que de 16 millones que somos aproximadamente la mitad quizás no se interesa por estas actividades.  Así que la competencia es fuerte.

Las hermandades, cofradías y asociaciones no hablan de “mercadeo”, pero es inevitable no hacerlo. Hay una producción de materiales que respaldan una imagen que bien podría ser el equivalente a una “marca”. Por lo tanto se hace una competencia para posicionarla en un “mercado” particular: el de los devotos, católicos y espectadores.

La intención es no perder vigencia y presencia en una sociedad altamente influenciada por la globalización y las modas, especialmente norteamericanas. Hay que asegurar tanto la permanencia de quienes participan activamente en las procesiones, como quienes solo la presencian.  Además, esta promoción no solo tiene ventajas para las organizaciones encargadas de las procesiones. Desde el heladero que triplica sus ventas, hasta la línea aérea que llena sus cupos, la Semana Santa mueve millones de dólares a partir de la asistencia de miles de personas a las procesiones.

Actualmente usted coordina un sistema de marketing y plataforma de posicionamiento en la hermandad de Las Tres Potencias (La Parroquia) ¿Qué resultados les ha traído esto?

Ha sido un proceso gradual. La procesión de Lunes Santo de Jesús de las Tres Potencias y Santísima Virgen de Dolores es una de las más antiguas de la historia de la Ciudad, primero en Santiago y luego en la Nueva Guatemala de la Asunción.

Sacar la procesión en lunes es especialmente complicado. Es junto al martes uno de los últimos días hábiles del largo descanso de Semana Santa. Esto ocasionó que desde finales de los 70 la procesión iniciara un proceso de estancamiento y debilitamiento en la participación de los cargadores.  A partir de 1996 se inició un empuje a la organización y la parte artística. Se empezó a publicar una revista que sirviera como nexo de comunicación entre la Asociación y los devotos. En la Cuaresma actual se publicó la edición 45, completamente a color y con un diseño moderno.

De igual forma, desde el año 2009 se cuenta con un equipo de diseñadores gráficos y jóvenes que apoyan las redes sociales para mantener una imagen fresca y atractiva en los materiales que promocionan la procesión, claro está, sin perder la esencia de que se trata de una actividad religiosa.

En el año 2011 se reactivó el programa radial, también con el nombre Las Tres Potencias que en su primer año de emisión obtuvo el premio a mejor programa de la franja cuaresmal de la emisora en la que se transmite. 

También se han implementado vallas digitales, cobertura de medios e incluso lograr la Orden del Quetzal para el barrio representado por la Asociación en el año 2011.

Esto ha hecho que la procesión incremente notablemente el número de cargadores y que actualmente se cuente con unas andas de 90 brazos para el Nazareno.  Sin duda, falta trabajo por realizar, pero las bases están fundidas para seguir construyendo un edificio sólido que trascienda y lleve la procesión de lunes Santo hacia el próximo siglo.

¿Por qué una hermandad debe mantener su esencia de fe pero a la vez debe ir conectada con la tecnología y medios de difusión?

En primer lugar hay que señalar que por muy moderna o contemporánea que sea la cultura que se inserta en Guatemala, las procesiones tienen una expresión primigenia que sale de la devoción y la fe católicas.  Al intentar despojarlas de esa aura espiritual perdería justamente el espíritu que le da vida.  Es decir, la esencia última de la procesión es la fe arraigada por el catolicismo  y  la espiritualidad maya.  Si se pierden nos quedaría una actividad meramente turística, comercial y sin sentido.

En segundo lugar, no se puede perder de vista que la tecnología es vital para mantenerse en el gusto de las nuevas generaciones.  Al principio –hace unos diez años- bastaba con hacer afiches informativos de la procesión, pero hoy en día hay redes sociales, aplicaciones para celulares (Apps), transmisiones en directo, seguimiento de los recorridos por GPS, inscripciones por internet, etc. Esto sin duda alguna ha contribuido a crear en los jóvenes una imagen de instituciones que veneran y resguardan una tradición o un patrimonio de la época colonial en muchos casos, pero que llega a sus manos con la novedad de uno más de sus amigos generacionales.

Lo sabio radica en conciliar ambos puntos para encontrar un balance que no rompa con los lazos espirituales pero al mismo tiempo haga que los jóvenes se sigan interesando por estas manifestaciones religiosas y culturales.  

Por ultimo coméntenos ¿En dónde podemos seguir su trabajo, redes sociales y contactos?

A la fecha he dirigido por diez años consecutivos la Revista Las Tres Potencias que es el medio más constante para comunicarnos y que se publica dos veces al año, una vez en Cuaresma y otra en el mes de septiembre.  El programa de radio se transmite solamente en la Cuaresma por Radio Estrella. Las redes sociales son: fan page Las Tres Potencias; twitter e instagram: las_3potencias y la página web: www.lastrespotencias.org.

En este año tuve también la oportunidad de ser invitado a escribir en la Parroquia de Nuestra Señora de las Mercedes la investigación y justificación histórica sobre la imagen de la Virgen de Dolores que fue consagrada el tercer domingo de cuaresma, 8 de marzo.

002.jpg
Resumen
Un hombre apasionado por la historia, quién nos comenta el por qué la importancia de la evolución tecnológica y mediática que tiene la Semana Santa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *