portadaplanb

A veces un “plan B” puede convertirse en tu mejor “plan A”

Cuando el Plan A cambia nuestro rumbo…

Muchos emprendedores empiezan desde muy temprano a crear ese proyecto en el cual ponen todas sus energías, tiempo, ingresos en fin se vuelve ese todo en su vida y puede llevar años construir ese ideal; esto es algo muy bueno pero luego de un tiempo aunque a nadie le guste imaginarlo existen muchas situaciones en la vida que nos pueden obligar a cambiar el rumbo y muchas veces ese, tan perfectamente diseñado, Plan A se convierte en un poco aceptado Plan B.

La intención del presente artículo no es desanimarlos ya que, si bien es cierto todos deseamos que nuestros planes siempre vayan viento en popa debemos estar preparados para esos momentos en los cuales el viento no sopla a nuestro favor, y es precisamente basada en mi experiencia que quise compartir unas ideas para ayudarlos a enfrentar el momento en el que sus planes los obliguen a cambiar de curso. Aquí te comparto 4 cosas que te ayudarán a enfocarte:

1. Como primer punto debemos estar listos para enfrentar las críticas, no faltará quien llegue a nosotros a darnos sus puntos de vista y recordarnos cuantas veces nos advirtieron del posible fracaso en el cual nos estábamos aventurando. Esto no debe afectarnos parte de nuestra filosofía emprendedora, debe incluir la resistencia a todo tipo de comentario. Recordemos que nosotros decidimos como tomamos las palabras que cada persona nos dice tratando siempre de obtener una crítica constructiva y haciendo oídos sordos a las palabras de los necios.

2. Aceptar los errores es el siguiente paso en la lista ya que, debemos entender que muchas veces nos veremos obligados a reestructurar todo nuestro plan estratégico inicial e incluso cambiar de área, de equipo, asociarnos con otras personas o tomar un nuevo camino, en el cual tengamos que empezar de cero con la certeza de que los errores cometidos serán lecciones valiosas para seguir avanzando.

3. Otro elemento importante es ignorar el miedo porque este puede ser el obstáculo más grande que encontremos en nuestra vida. Cuando tenemos un sueño solamente somos capaces de ver lo bueno del camino, nunca pensamos en los contras con los que podemos enfrentarnos y es normal que queramos visualizar solamente el éxito, pero, también, es de sabios detenerse un momento y pensar que no todos los días serán soleados y que hasta de los nublados necesitaremos. Aunque hayas fracasado deberás encontrar valor y perseverancia para salir adelante, esta vez, con experiencia adquirida.

4. Este último es algo necesario ya que antes de iniciar un nuevo proyecto es importante sanar las heridas del proyecto que no funcionó. Por extraño que suene esto es algo vital porque todo aquello que nos lastima deja huella y si no sanamos ese sentimiento estaremos regresando una y otra vez a lamentarnos por esa situación que no funcionó y cada vez que recordemos los malos momentos solamente atrasaremos las alegrías del posible proyecto que tengamos en puerta, incluso podemos tener en el Plan B un mejor proyecto que en el Plan A.

Así que, no tengamos miedo al fracaso, a volver a empezar y a pensar sabiamente en que el Plan B la mayoría de las veces no es algo que planeemos sino todo lo contrario;  el Plan B aparecerá en el camino cuando el Plan A no cumpla su objetivo y si tenemos la sabiduría, el valor, la aceptación y el deseo verdadero de triunfar convertiremos las cenizas del Plan A en el éxito del Plan B y lo llevaremos a la cima en la cual nos visualizamos desde un inicio. Así que, sigamos aprendiendo cada día, de cada paso, de cada experiencia y dejemos la puerta abierta para que el Plan B nos sorprenda. 

portadaplanb.jpg
Resumen
Muchos emprendedores empiezan desde muy temprano a crear ese proyecto en el cual ponen todas sus energías, tiempo, ingresos en fin se vuelve ese todo en su vida y puede llevar años construir ese ideal; esto es algo muy bueno pero luego de un tiempo aunque a nadie le guste imaginarlo existen muchas situaciones…
Fotografía por
www.cameronp.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *