portadafinanzas

Tecnología: Una oportunidad para la inclusión financiera

En los últimos años somos testigos de un peculiar suceso, muchos productos y servicios básicos no llegan a todas las poblaciones, pero la tecnología esta allí en forma de un celular con conexión a internet que le permite a esa persona o población estar conectado y enterarse de los sucesos más importantes de su región.

La penetración de smartphones e internet en Guatemala es una de las más altas creando oportunidades a nuevos mercados que transformen las economías tradicionales que, en la mayor parte del país, es agrícola. Una de las oportunidades más grandes de la tecnología de las comunicaciones es la posibilidad de conectar a la gente con sus seres queridos, sin importar las distancias y dentro de este espectro se abre la posibilidad de conectar también a la gente con su dinero y recorrer un camino un tanto espinoso por las dificultades que conlleva: La inclusión financiera.

Varias empresas realizan en este preciso momento grandes esfuerzos para lograr desarrollar software orientado con este fin y dentro de ellas estamos nosotros, FRI, que creemos firmemente en la necesidad de conectar a las personas a su dinero que le permita acceder a entidades financieras capaces de orientar sus esfuerzos a inversiones de largo plazo.

La tecnología es una herramienta formidable para lograr la inclusión financiera, tanto en Guatemala como para cualquier país del mundo y hay ejemplos que testifican los beneficios de utilizar dinero digital en lugar de dinero en efectivo, tal es el caso de Kenia con M-Pesa y el caso latinoamericano de BIM en Perú específicamente. Estos dos ejemplos, Kenia más avanzado, da un diagnóstico real de la necesidad que hay de aprovechar la tecnología para resolver problemas concretos, en este caso el manejo del dinero.

Es necesario crear productos que ayuden al crecimiento exponencial del comercio y al igual que la calidad de vida de los que vivan dentro de una comunidad sin importar si esta es rural o urbana. La tecnología no reconoce ni diferencia entre rico o pobre, hombre y mujer, la igualdad y la apertura que tiene permite poder llegar a la persona que más lo necesita.

Para lograrlo se necesita apertura al diálogo tanto de instituciones financieras como de startup orientadas a la inclusión financiera para lograr acuerdos que beneficien a toda la comunidad y tenga un impacto positivo en la calidad de vida de los ciudadanos. En FRI estamos abiertos al diálogo, sea usted también parte de este cambio.

Artículo original

portadafinanzas.jpg
Resumen
En los últimos años somos testigos de un peculiar suceso, muchos productos y servicios básicos no llegan a todas las poblaciones, pero la tecnología esta allí en forma de un celular con conexión a internet que le permite a esa persona o población estar conectado y enterarse de los sucesos más importantes de su región…
Fotografía por
benzinga.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *