smart2

SMART WORK COACHING – EL ORIGEN

EL ORIGEN del Smart Work Coaching es el primer paso para emprender.  Nos ha sucedido en algún momento de nuestra vida, probablemente muy a menudo, el postergar las actividades que debemos atender. Dejamos las importantes para después por otras poco significativas o placenteras, estas nos distraen de nuestras actividades que nos permiten alcanzar lo que queremos. 

‘Más tarde lo hago’, ‘Hoy si limpio mi cuarto’, ‘Después arreglo la impresora’, ‘Mañana a primera hora iré a comprar la llanta de repuesto’, ‘¡Ay, ya no voy a bailar porque los pasos son muy complicados’, ‘Solo voy a tomarme un cafecito y después hago el informe’, ‘Hoy si me voy a leer 100 páginas’ y las tareas, actividades, oficios, hobbies, etcétera, se van acumulando. Vamos procrastinando y no nos damos cuenta que poco a poco acumulamos y aumentamos nuestro estrés, no nos percatamos, o bien, no queremos percatarnos. Está en nuestro consciencia, pero a veces optamos por ignorarlo. Esto nos puede llevar a un trastorno psicológico (ansiedad, frustración, pánico), físico e intelectual; es más común de lo que parece.

Iniciamos entonces por poner los pies sobre la tierra y decir, Necesito ordenar mis ideas. ¿Qué herramientas tengo para iniciar? ¿Quién soy?” Empezamos por adentrarnos y conocernos. Es decir, conocer nuestra identidad. No la que otros quieren ver de nosotros. Conocer esas energías que nos motivan. Es la fase de recabar toda la información personal o de equipo de una organización.

Ya conseguidos los datos de nosotros mismos, los talentos, cualidades, etcétera, reunimos toda esta información, haciendo relación de nuestros conocimientos y aptitudes, y lo vamos aumentando en el camino. Se gestiona de la mejor forma posible y se transmite a todos aquellos que lo necesiten.

Esto es  la ingeniería del conocimiento. En la que se puede explicar con un ejemplo claro: A Steve Jobs, magnate de los negocios tecnológicos y presidente ejecutivo de Apple, no le importaba crear fábricas, le importaba el conocimiento. Si antes existía un modelo de economía, ahora es el modelo del conocimiento.

Para gestionar nuestra información, iniciamos con el primer paso que es la Identidad. Empezamos a transmitir lo que somos, lo que eres. Debes investigar primero quién eres tú, con qué recursos cuentas, en qué te potencializas y en qué no. En una empresa y equipo de trabajo el proceso es el mismo. Hacer valer que la riqueza de la empresa no sea su capital, sino el conocimiento mismo y su personal.

Luego de pasar de la identidad, pasamos a la Gestión del conocimiento, en donde gestionamos nuestros talentos. Reunimos la información: ¿Cuáles son los datos que dispongo? ¿Cuáles son mis riquezas? No debemos olvidarnos en lo que somos buenos ya que con esto podemos potenciar nuestros talentos.

Para que esos talentos se potencien debemos transmitirlos. Desarrollamos nuestra imagen para aquellos que lo necesitan. Una marca por ejemplo; el público no solo conocerá la imagen de la marca, sino sabrá para qué la necesita. Es cuestión de saber quién soy, sumado a que se dé a conocer que puedo resolver problemas.

Si deseas éxito, debes saber que la competencia antagónica no lo generará. Si haces lo que todo mundo hace, y no destacas o no tienes talento para algo, posiblemente no te vaya bien. Pelear con todo mundo no llevará a nada. Es por eso que debes descubrirte ante todo y conocer para lo que eres bueno; a partir de ahí, todo fluirá.

 

EL ÁRBOL

LA PRAXIS

SMART WORK COACHING – Una nueva metodología de emprendimiento.

Si deseas conocer más sobre la Gestión de la Comunicación y el Cambio en Guatemala, o bien recibir asesoría de emprendimiento puedes contactarte con los profesionales de GECCA en www.facebook.com/GeccaSWC NO LO DUDES Y DÁ EL PRIMER PASO.

‘Muchas veces tener éxito consiste en seguir adelante cuando los demás tiran la toalla’ – Amparo Moraleda

smart2.jpg
Resumen
EL ORIGEN del Smart Work Coaching es el primer paso para emprender. Nos ha sucedido en algún momento de nuestra vida, probablemente muy a menudo, el postergar las actividades que debemos atender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *