portadacreativo

Sé creativamente talentoso

Por. Carlos Humberto Cerro Maza

Al escribir sobre la creatividad y el talento me acordaba de un  artículo que leí hace varios años sobre Los Beatles, donde la BBC afrontaba la retransmisión de Nuestro Mundo, el primer enlace mundial de televisión, creo que con algo más de 26 países participantes, y tenía que presentar un número. La elección evidente era los Beatles. Cualquier otro grupo hubiera estado preparando el evento durante meses, sin embargo John Lennon compuso la canción poco antes de que hubiera que grabarla. Tan solo 10 días antes de la retransmisión (25 de Junio de 1967) los Beatles empezaron a grabar la pista básica de la canción. El mensaje debía ser simple para que el mundo lo entendiera, y Lennon nuevamente acertó plenamente. Fue él, el que produjo un himno para el verano del amor, con tan solo una frase referida al amor en su mente “All you need is love”.

Con ejemplos como este podría citar a tantos genios de la historia, pero porqué tanto talento en estos chicos de Liverpool, éxito tras éxito su creatividad no tenía límites, haciendo cosas grandiosas con la música.

La creatividad definitivamente es una aptitud para crear o inventar, que es posible  educar y mejorar y cuyo desarrollo comienza desde los primeros años de vida. Es importante aquí tener en cuenta los periodos sensitivos, que son los momentos óptimos de aprendizaje de una virtud como el orden, la laboriosidad, responsabilidad, etc. Y que muchos de los docentes desconocemos, pues solo nos interesa lo académico y medible cuantitativamente. Menciono virtudes porque llega un momento en la vida de una persona que por más talento que se tenga no tendrá éxito. El camino de la competencia es y será siempre fuerte, porque mientras tú descanses habrá otro que ya está trabajando en lo que tú tenías pensado.

Existe hoy en día un error de no saber diferenciar talento de habilidad. Talento es con lo que nacemos y la habilidad es algo con el que se crea con determinación y con horas y horas de dedicación a lo mismo, porque el éxito tiene un 99% de dedicación y esfuerzo y  un 1% de tu inspiración. Algo más o menos como a más práctica, entrenamiento y dedicación, mejores resultados.

La creatividad tiene que ver mucho con la expresión de las emociones y muy en especial con la toma de decisiones. Para esto primero debemos aprender a pensar, pero la dificultad principal para el pensamiento es la confusión. Intentamos hacer demasiado al mismo tiempo. Las emociones, la información, la lógica, la esperanza y la creatividad nos agobian. Es como querer pintar con muchos pinceles a la vez.

Edward De Bono en su libro “Seis sombreros para pensar”, nos dice que se debe  separar la lógica de la emoción, la creatividad de la información y así sucesivamente.

Pero ¿Por qué no somos tan creativos? Veamos, uno de los grandes obstáculos que nos impiden desarrollar un mundo creativo es que las personas nos hemos acostumbrado demasiado a nuestros hábitos y rutinas, es decir vivimos en “automático” no hacemos nada novedoso y vivimos como máquinas ya programadas.

Es importante salir de la rutina, algunas de las empresas muy exitosas siempre se están fijando en cuáles de sus hábitos y rutinas les impiden ser mejores y eficientes para empezar a cambiarlos, por eso se convierten en equipos talentosos de alto rendimiento.

Y no importa cuánto talento tengas porque el talento te va a faltar cuando no va de la mano con la responsabilidad y la responsabilidad como virtud se forma hacia los 7 años de edad. Después de ese periodo es con ayuda de otras  virtudes  que posiblemente se logre.

La creatividad también incluye el “fallar”, que no sólo significa cometer errores sino que muchas veces la persona puede perder su rumbo. Existen personajes de la historia que se han quedado en este intento y se perdieron la posibilidad de ser geniales.

Conozco gente a la que considero que son geniales, que se acomoda en ese talento y no tiene éxito en un campo porque eso no es suficiente y se preguntan qué pasó. Es ese el momento  en el que hay que pensar, que debemos pararnos fuerte y pensar cuánto deseo esto, cuánto deseo llegar a esta meta y cuánto estoy decidido a  dar para cumplir mi objetivo trazado.

Habíamos dicho que la creatividad no tiene límites y que siempre podemos practicarla en la cocina, preparando algo novedoso, en el estudio, buscando métodos y formas de aprender mejor, en el deporte mejorando mi anterior marca o mi anterior partido y en todas las actividades de la vida diaria. Es aquí donde debemos darnos cuenta de cuán encendido está nuestro motor de la voluntad. Hablar de la voluntad requiere un artículo aparte pero no quiero dejar de mencionar algunas ideas sobre ella.

Es importante que a los chicos se les incentive desde la escuela a ser polivalentes, a sacar adelante sus habilidades, nos estamos acostumbrando a trabajar algunas debilidades pero nos olvidamos de potenciar nuestras habilidades, de seguir mejorando lo que sé hacer bien y poco a poco se va perdiendo. Los niños de hoy necesitan aprender con las manos y con su intelecto. Hay que cambiar la configuración del aula donde el alumno sea el protagonista. El problema de la educación radica en cómo se empodera a la escuela para que desarrolle propuestas pedagógicas donde el currículum se aplique con éxito y la educación emocional sea el soporte del actuar de los niños. Para eso se requiere de centros de alto rendimiento para algún deporte, actividades culturales como danza, teatro, declamación, etc. Pero dentro de su currícula.

Y lo más importante es que las escuelas cambien su estilo educativo, que se evalúen capacidades y no contenidos, que se dejen de lado las evaluaciones escritas, cortas y largas sobre materias aprendidas de memoria que no ayudan en nada a la reflexión, al pensamiento lógico y numérico  y al desarrollo óptimo de la inteligencia.

Debemos tener en cuenta que los niños gozan de una inquietud intelectual que se presenta también como un valor que lleva a la persona a satisfacer lo que nos exige el pensamiento y la sabiduría. Si en nuestra vida diaria tenemos situaciones que nos  llevan a conocer, a aprender y a entender  el día a día, ayudaremos a tener personas creativamente talentosas, porque el precio del éxito realmente es altísimo. Se trata de dar entonces una nueva mirada a lo que hacemos.

Gran parte de mis ponencias y capacitaciones consisten en asesorar y brindar estrategias relacionadas con la innovación y la creatividad. Tengo profesiones diferentes pero afines y una  sirve a la otra para encarar mejor cada desafío que se me presenta. Es importante saber hacer cosas diferentes: artes, deporte, baile, música, lectura, etc. Activan nuestro cerebro, el pensamiento y la inteligencia.

Quisiera concluir agradeciendo a quienes leen este artículo porque sé que en todo momento están decidiendo cosas importantes y creo poder estar aportando a esta toma de decisiones que se hace más crucial en cada una de nuestras vidas y porque nuestras posibilidades de creatividad tienen  límites mucho más amplios de lo que nosotros nos podemos imaginar.

portadacreativo.jpg
Resumen
La creatividad definitivamente es una aptitud para crear o inventar, que es posible educar y mejorar y cuyo desarrollo comienza desde los primeros años de vida. Es importante aquí tener en cuenta los periodos sensitivos, que son los momentos óptimos de aprendizaje de una virtud como el orden…
Fotografía por
www.nickonken.me

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *