2

LA MUJER UNIVERSITARIA

Secretarias, Asistentes Ejecutivas, Directoras, Gerentes, Promotoras, Vendedoras y Presidentas de Corporación, son algunos de los títulos que a la mujer en nuestro medio se le atribuyen. Al remontamos atrás en el tiempo, con tristeza se sumerge nuestro pensamiento al revivir las circunstancias limitadas que la mujer enfrentaba con relación al derecho del estudio e instrucción.

Hoy día, la mujer lleva en sus hombros una doble carga. Una carga que sin bien es dura y ardua, no significa una barrera y un obstáculo para seguir adelante forjando horizontes sólidos para quienes vienen detrás. Admirable ejemplo el siguiente…

….Son las 5.30 a.m. y Karla se levanta luego de haber dormido unas cuantas horas luego de lograr que su hijo menor se sintiera aliviado de la fiebre que un resfriado incómodo le ha dejado. Con cansancio y aún con sueño se dirige a tomar un ligero baño para luego preparar la lonchera de Carlos, su esposo y la suya. Con tan poco tiempo Karla es ya una experta en alistarse para ir a la oficina no sin antes esperar que María, su doméstica, llegue a casa para cuidar de Carlitos. La tristeza y la aflicción le embargan en su mente y sobretodo  en su corazón. Dejar a un hijo enfermo en manos de otro, no es la mejor opción para una madre. Nadie como el cuidado de ella.

En  pocos minutos prepara el desayuno de Carlos, y ella, apenas prueba un panecillo y toma un poco de jugo que lamentablemente deja en la mesa sin acabar.

Dado a su arduo trabajo, dedicación y esmero,  ha obtenido un ascenso. Un ascenso que le roba un poco más de tiempo en compartir con su familia; ya que, el nuevo puesto de Supervisora de Personal le exige quedarse dos horas extras diarias para verificar un número aproximado de 75 empleados. Ella sabe perfectamente que todo esfuerzo tiene su recompensa y confía que con el tiempo, las cosas irán mejorando ya que su compromiso de ser madre a una temprana edad le limitó por cierto tiempo sus estudios. El no haber logrado concluir una carrera universitaria hace unos años  fue un pequeño desaliento frustrado que hoy, ya no es más que un vago recuerdo. Karla estudia actualmente el último trimestre de la Licenciatura en Administración de Empresas. Hace cuatro años logró iniciar un sueño que hoy por hoy, ve orgullosamente cumplido.

…Al llegar a casa, su único deseo es ver a Carlitos y regocijar su corazón al saber que está mejor de salud. Logra que se duerma e inmediatamente enciende el computador y entre papeles y apuntes se dirige a realizar un ejercicio que deberá entregar el fin de semana.  Se ha topado con situaciones de desvelos y muchas veces las discusiones conyugales le han desmoralizado, pero sabiamente ha repetido una y otra vez esta frase en su mente “crisis es oportunidad” y vuelve a tomar las riendas de valentía y sigue adelante. Poco a poco logra ver su horizonte. El día ha acabado para Karla, pero mañana le toca otro. Otro, que le dejará nuevos alientos para el siguiente día.

Como Karla, son muchas las mujeres admirables que día a día  toman las oportunidades que la vida le proporciona. En nuestros días, sobran las opciones para todos aquellos que deseen con voluntad superarse y prepararse. La decisión es inherente en cada quien. En el pasado, la mujer nunca, por decisión propia, se negó a estudiar, es preciso aclarar que…la limitaron. Hoy en día la mujer con resultados fructíferos ha logrado ocupar el lugar que se merece.

¡Hoy en día, la mujer al igual que el hombre tiene la opción de elegir y decidir!

2.jpg
Resumen
Secretarias, Asistentes Ejecutivas, Directoras, Gerentes, Promotoras, Vendedoras y Presidentas de Corporación, son algunos de los títulos que a la mujer en nuestro medio se le atribuyen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *