prestigio

El prestigio laboral: 5 claves para mantenerlo

Siempre he considerado que la mejor manera de construir prestigio laboral es a través del trabajo propio. ¿Qué mejor que dejar que nuestras acciones hablen por sí solas?

El prestigio es un reconocimiento que se va creando con el paso del tiempo. Para lograrlo, es importante que exista coherencia entre lo que decimos y la forma en la que realmente actuamos. Al existir disonancia entre ambas variables, ponemos en riesgo nuestra credibilidad y sobretodo, nuestro nivel de confiabilidad. Si lo que buscas es construir prestigio, sé siempre fiel a tu palabra y no te conformes con entregar resultados mediocres. Exígete y sobresale, trabaja con excelencia e imprime un sello único en cada una de las tareas que realizas.

A continuación, 5 claves para mantener el prestigio:

  1. Sé humilde. Demuestra que el prestigio ha sido logrado en base a trabajo y esfuerzo propio. Contrario a una actitud arrogante, motiva a los demás miembros de tu equipo de trabajo a hacer el mejor uso de sus talentos en cada una de sus tareas.
     
  2. Edúcate. Busca distintas formas de enriquecer tu bagaje profesional. La clave reside en actualizarse constantemente. No juzgues ni por edad ni apariencia; siempre es posible aprender incluso de los más pequeños.
     
  3. Aprende a decir “no”. Di “no” a todo aquello que te aleje de tus principios éticos y morales.
     
  4. No asumas más responsabilidades y retos de los que realmente podrías afrontar. En ocasiones, nos dejamos llevar por la emoción del momento y asumimos compromisos que por limitaciones de tiempo, no nos será posible atender. Trabaja un pendiente a la vez. Enfócate y especialízate en lo que naturalmente eres bueno.
     
  5. Evita ser impulsivo. Medita tus palabras previo a expresarlas. En situaciones de enojo o estrés, se corre el riesgo de emitir comentarios de los cuales luego deseamos retractarnos. Contrólate y aborda el caos de una forma pacífica y profesional.

Al contar con un sólido prestigio previo a emprender, será de mayor facilidad:

  • Encontrar un socio estratégico de negocio.
  • Reunir los fondos monetarios necesarios para financiar la idea.
  • Atraer y retener talento humano.
  • Lograr apertura y aceptación por parte de clientes.
  • Negociar políticas de pago favorables con los proveedores.
prestigio.jpg
Resumen
Siempre he considerado que la mejor manera de construir prestigio laboral es a través del trabajo propio. ¿Qué mejor que dejar que nuestras acciones hablen por sí solas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *