actitud

Decisión 5: Todo es cuestión de actitud

Entrenando nuestra mente

Nos pasamos la vida escuchando que la actitud lo es todo, que todo depende del cristal con que se vea, que uno tiene la capacidad de atraer lo negativo o positivo a su vida, que las palabras tienen poder así que hay que tener cuidado con lo que se dice, pero a la larga si nos cuestionamos el día a día cuantas veces en verdad estudiamos la actitud con que enfrentamos cada situación.

Muchas veces creemos que una buena actitud depende del resultado exitoso de un proyecto, que esto nos dará felicidad, plenitud y satisfacción y listo tenemos la receta perfecta, o puede ser también de la mano de una relación o al materializar un sueño pendiente, pero que sucede si todo sale de forma contraria es nuestra actitud siempre positiva o nos quedamos en un estado de coma emocional sin poder tan siquiera volver a empezar.

Creo que este es el error que cometemos la mayoría de personas, ponemos todas nuestras energías en proyectos o personas cuando nos olvidamos que todo lo que realmente necesitamos para sentirnos dichosos y plenos está dentro de nosotros mismos y ese es el pensamiento que no debemos olvidar.

La felicidad se vuelve una meta casi inalcanzable si la medimos todos los días,  el éxito de la misma forma parece designado solo a algunos cuando nos obsesionamos por conseguir el mismo, y ambas situaciones obstruyen el que tengamos una buena actitud ante todo, y al caer o no sentirnos satisfechos cada vez que alguien nos diga ánimo, no desmayes, tienes que tener una actitud positiva caeremos en un pozo de sentimientos en su mayoría negativos que sólo nos arrastrarán a un camino sin salida y nos alejarán cada vez más de nuestros objetivos.

Así que es importante tomar en cuenta que debemos estudiar nuestra forma de actuar porque muchas veces las cosas en la vida no pasan no sólo porque no sea el momento adecuado, también puede ser cuestión de actitud, del ánimo con que estemos realizando nuestros proyectos, del entusiasmo o dinamismo y del positivismo que agreguemos a todo aquello que hagamos y principalmente del enfoque con que queremos lograr algo determinado en nuestra vida.

Recordemos que nosotros somos nuestra mejor carta de presentación si bien es cierto que nuestro historial abre puertas somos nosotros quienes debemos cerrar los tratos, y una sonrisa fingida, la inseguridad o una actitud negativa no serán nuestros aliados al momento de querer generar en las personas la confianza que ellos necesitan. Hoy en día hay muchas formas de mantenernos con una buena actitud y esto se ha vuelto un ejercicio necesario, pero recordemos que todo básicamente está en nuestra mente así que es de quien en verdad nos debemos preocupar.

Es la mente a quien al final de cuentas debemos entrenar la mayor parte del tiempo, tenemos que alimentarla con conocimientos, pensamientos positivos y unirla a estados de ánimo agradables lo más que podamos. Así que con este nuevo reto los dejo ya a pocos pasos de concluir con esta serie de decisiones para la vida, siendo tal vez a mi parecer la presente, una de las más importantes para toda persona ya sea estudiante, universitario, profesional o emprendedor ya que ciertamente todo es cuestión de actitud.

actitud.jpg
Resumen
Muchas veces creemos que una buena actitud depende del resultado exitoso de un proyecto, que esto nos dará felicidad, plenitud y satisfacción y listo tenemos la receta perfecta, o puede ser también de la mano…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *