action5

Decisión 3: Ser una persona de acción

Creando Oportunidades.      

Cada día es una oportunidad para empezar, para retomar algún proyecto olvidado, para ir en busca de nuevos sueños, lo ideal es que como seres humanos veamos cada día como un regalo no importando la situación que estemos viviendo, aunque hay momentos en que en verdad deseamos dejar todo atrás o como decimos muchas veces queremos tirar la toalla, que la idea de un nuevo comienzo nos motive a crear una mejor versión de nosotros mismos.

Ser una persona de acción es vital a lo largo de nuestras vidas en los diferentes roles que vamos a experimentar pero sin duda dos de los más importantes son los roles como estudiantes y como profesionales porque son las etapas en las que marcaremos nuestra personalidad para el futuro. Tener disciplina, ética, valores, ideas claras y confianza en nosotros mismos son algunos de los ingredientes importantes para lograr el éxito en todo lo que emprendamos.

Sabemos que el futuro es inminente y constante al igual que el cambio, así que también es necesario mantenernos en movimiento, actualizándonos y rodeándonos de todo aquello que nos ayude a crecer. Es en este punto donde debemos recordar que aunque habrán etapas en donde todo se sienta lento o que nuestras metas se vean nubladas o nos veamos obligados a cambiar el rumbo no debemos darnos por vencido ni quedarnos por mucho tiempo en la famosa “zona de confort” la cual puede ser un asesino silencioso para todo lo que nos lleve a cambiar nuestro destino.

Recordemos también que debemos buscar ser buenos líderes en las diferentes áreas de la vida, tratemos de ser personas a quienes los demás busquen para pedir un consejo, una visión diferente y que tengan en nosotros a ese amigo en quien confiar, toda la información que llegue a nosotros nos hará mejores y nos llevará a sentirnos plenos, útiles y felices, lo cual es clave para disfrutar de la vida.

También sería interesante que cada uno de nosotros tuviera como meta inspirar a los demás, eso haría que nuestras vidas fueran coherentes, ordenadas e iniciaría una cadena en un mundo tan necesitado de agentes de cambio. Pero no nos enfoquemos en el mundo empecemos por nosotros, por nuestro hogar, nuestro ambiente de trabajo, nuestra comunidad y así en conjunto llegaremos a tener incluso un mejor país, aunque esto suene algo ambicioso el simple hecho de empezar a actuar en nosotros mismos creará esa reacción que obligará a los demás a no desanimarse a buscar el cambio.

La constancia, perseverancia y entusiasmo definitivamente serán los amigos que nos llevarán a alcanzar cualquier meta que nos propongamos y aunque en el camino como ya he dicho otras veces, el fracaso y las caídas son inevitables que sean también un motor que nos empuje a actuar sin descansar.

Seamos agentes de cambio, personas que inspiren, emprendedores de corazón, no olvidemos que el día que dejamos de soñar dejamos de vivir, la vida se mide por muchas cosas pero al final lo que vale son esos momentos que nos sacan una sonrisa, las vidas que tocamos y el ejemplo que logramos ser. Si sentimos que las oportunidades no llegan es momento de crearlas recordemos que Dios nos dio el equipo necesario para tener vidas plenas pero depende de nosotros usar las herramientas cada día, no perdamos el rumbo, ni la esperanza de que todo puede ser mejor y nunca dejemos de actuar

action5.jpg
Resumen
Ser una persona de acción es la tercera entrega de las 7 decisiones que un emprendedor debe conocer y tomar en cuenta. Crear oportunidades y no esperar a que estas vengan hacía ti, son algunas de las características que deberás valorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *