portadacostop

¿Cuál es tu costo de oportunidad?

Para  iniciar el artículo es necesario definir “costo de oportunidad”. Este es un concepto de un curso de economía 1, algo que probablemente como emprendedor o profesional conoces muy bien y que inclusive practiques diariamente en cada decisión y lo hagas por intuición, por sentido común y sin ser un experto economista.

Costo de Oportunidad es la opción desechada o la satisfacción sacrificada, por el hecho de elegir otra opción u otra satisfacción, cuando ambas son factibles pero mutuamente excluyentes. El costo de oportunidad es diferente para diferentes personas, porque cada una confronta opciones distintas y valora las cosas de manera distinta”.[1]

A manera de poder explicar este concepto citaré el ejemplo de un compañero de universidad: En una ocasión conversando sobre los horarios que cada uno tenía de clases, noté que él no tenía ningún curso a las 7 de la mañana, todos eran a partir de las 8:30 am. Me dijo que era a propósito, el prefería dormir 1 hora más que buscar un profesor o compañeros en específico para llevar el curso. En otras palabras el costo de oportunidad de posiblemente tener al mejor profesor para impartir el curso o estar con los compañeros que deseaba era la hora que él se quedaba durmiendo, el valoraba más eso que la otras opciones.

El ejemplo anterior nos ayuda a resaltar el punto más importante que quiero transmitir y es que, el costo de oportunidad es algo muy personal. En una ocasión mencioné que es tan personal como un cepillo de dientes y la comparación es graciosa, pero es así. Entonces teniendo claro que cada persona valoramos de distinta forma nuestro tiempo, nuestro dinero, en general nuestros recursos, así mismo tomamos nuestras decisiones sobre costo de oportunidad, lo cual considero que está bien, pero no podemos obviar que esas decisiones van a repercutir en nuestro futuro y muy probablemente en nuestra vida económica. 

Como estudiante puedes sacrificar un fin de semana con tus amigos por pasar estudiando porque valoras más tu carrera universitaria, el costo será el fin de semana con amigos. Como trabajador puedes valorar que de vez en cuando es necesario dar una hora más de oficina para terminar bien tus tareas y sacrificarla por llegar temprano a tu casa a ver a tu familia. Como emprendedor puedes a fin de año sacrificar tus utilidades y decidir que es necesario reinvertir para crecer. Estos tres ejemplos en su hecho mismo pueden ser lo contrario, decidir que el fin de semana con tus amigos te relajará antes de tu examen del lunes y que fue suficiente lo aprendido en el ciclo; decidir que la hora con tu familia tiene más valor y que buscarás de hacer todo en tu horario laboral establecido y finalmente pensar que mereces esas utilidades, que deseas disfrutarlas y que tu empresa marcha bien sin reinversión. 

En realidad, es muy personal lo que se decida detrás de un análisis de costo de oportunidad porque las valoraciones son distintas, lo importante es la sinceridad que tiene que tener uno mismo al momento de decidir y no lamentarse en el futuro. Tal vez el estudiante si necesita tomar todo el fin de semana para estudiar y no perder el curso, tal vez el trabajador si necesita dar esa hora extra para no perder su trabajo, tal vez el emprendedor si necesita sacrificar sus utilidades a fin de año para hacer crecer su negocio.

Muchos emprendedores y personas involucradas en el mundo de los negocios toman todas sus decisiones después de un breve análisis de costo de oportunidad, la relación costo-beneficio está tan implícita ya en su forma de ver la vida que ya no lo notan. Pero su éxito empresarial y sus resultados si dependen en medida que mejora su análisis al aplicar este pequeño concepto en cada decisión que toman. 

En la medida que desarrolles el concepto de costo oportunidad (con la información suficiente  y adecuadamente posible) como principio de lógica en cada decisión, sabrás en donde rinde más tu dinero, tu tiempo y todos tus recursos en general, para tener una vida satisfecha.


[1] Manual del Estudiante complementando el Proceso Económico de Manuel Ayau.  Por: Lucy Martínez-Mont. 1997. 

 

portadacostop.jpg
Resumen
Para iniciar el artículo es necesario definir “costo de oportunidad”. Este es un concepto de un curso de economía 1, algo que probablemente como emprendedor o profesional conoces muy bien y que inclusive practiques diariamente en cada decisión y lo hagas por intuición, por sentido común y sin ser un experto economista…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *