Ladrones de tiempo

“Ojalá el día tuviera más de 24 horas, tengo tanto qué hacer y tan poco tiempo para realizarlo.”

“El tiempo no me alcanza para atenderlo todo.”

“Ya no tengo tiempo libre.”

Si te sientes identificado con alguna de las frases anteriores es porque existe una gran oportunidad para mejorar la administración de tu tiempo, tanto productivo como ocioso. Nuestro tiempo es el recurso más escaso y a la vez, el más valioso de todos. Los frutos de un minuto bien invertido pueden ser numerosos pero un minuto perdido, jamás podrá ser recuperado.

Comúnmente aceptamos un alto número de interrupciones, reuniones imprevistas y llamadas interminables y poco productivas en nuestra agenda diaria, sin embargo, estos “Ladrones de Tiempo” tarde o temprano nos trasladan una factura en forma de estrés, baja productividad, resultados pobres, agotamiento físico y mental e incluso mal humor. Para evitarlo, te brindo cinco consejos que te permitirán ser cada vez más eficiente en tu trabajo y a la vez, te permitirán atender tus tareas con una excelente actitud:

1 – Planifica y Prioriza

Realiza una lista de las tareas/actividades pendientes de realizar y clasifícalas según su nivel de urgencia e importancia. No te agotes atendiendo únicamente urgentes y descuidando temas importantes, al contrario, busca el máximo rendimiento de tu tiempo combinando las actividades según 1) la rapidez con la que debes resolverlas 2) el impacto positivo que generará atenderlas y 3) las consecuencias negativas que podrían derivar el postergar prestar atención inmediata a ellas.

2 – Delega y mantén una comunicación abierta

En un principio, es difícil delegar; sin embargo, la clave consiste en establecer expectativas claras con tu equipo de trabajo, monitorear los avances en cada una de las etapas de los proyectos y sobretodo, construir confianza con cada uno de los miembros del equipo. Delegar es más que transferir responsabilidad y control en asignaciones específicas; al hacerlo, reconoces que tu equipo es lo suficientemente capaz para responder en nombre del negocio. Durante este proceso, no olvides proveer retroalimentación y valorar la opinión y contribución de cada miembro. Reconoce lo que se realizó bien e identifica en qué áreas es posible mejorar. Al manejar esta dinámica adecuadamente, notarás que la motivación de tu equipo incrementará considerablemente.  

3 – Capacítate constantemente

Mantente siempre actualizado. No tengas miedo de adoptar nuevas técnicas que podrían permitirte completar tus tareas en un menor tiempo y sobretodo, con mejores resultados.

4 – No te desanimes cuando las cosas no salen bien

Tu campo de control es limitado. Entrega lo mejor de ti y motiva a que tus compañeros y/o colaboradores también lo hagan. La alegría, la actitud positiva y el espíritu de trabajo son contagiosos. Predica con el ejemplo y no te desanimes por contrariedades o situaciones poco relevantes. Ten un Plan B en todo momento.

5 – Organiza tu ambiente de trabajo

Organiza tu lugar de trabajo de modo que te sea fácil acceder a los recursos necesarios para completar cada una de tus labores. No olvides tener un directorio telefónico de jefes, colaboradores, clientes y proveedores. Si te es más fácil trabajar con colores, hazlo, lo importante es que encuentres un estilo de trabajo con el que te sientas cómodo y sobretodo, con el cual puedas incrementar tu productividad. No adoptes ningún estilo que no se adecúe a tu personalidad.

No permitas que los “Ladrones de Tiempo” (reuniones, problemas e imprevistos sin importancia) te hagan perder el enfoque, concentración y motivación en tu trabajo. Busca la mejora continua y mantén siempre una actitud positiva. 

relojweb.jpg
Resumen
“Ojalá el día tuviera más de 24 horas, tengo tanto qué hacer y tan poco tiempo para realizarlo.”…

Si no eres naranja y CO no estás en nada

Por. Ignacio Laclériga

Basar nuestras destrezas económicas en la capacidad de montar empresas de mano de obra barata, solo puede suponer relegarnos a la más baja estructura de la pirámide productiva. A mediano plazo, un suicidio de futuro.

Medellín (Colombia) siempre fue una ciudad próspera. Otrora tocada por la riqueza furtiva de los cárteles que creaban fortunas pasajeras, especulación inmobiliaria y fuertes desequilibrios económicos, en un clima marcado por la inseguridad descontrolada y el discurso omnipresente del poder del dinero. Es decir, muy, muy similar a la Guatemala de nuestros días. Hoy Medellín se ha convertido en un ejemplo global de lo que representa invertir en el nuevo paradigma de la co-innovación y la cultura naranja.

El mito de creativo, como de alguien un poco demente, encerrado entre cuatro paredes, esperando que le brote una idea brillante que cambie al mundo, está muy lejos de la realidad. Desde Edison a Jobs, pasando por el matrimonio Curie, casi todos los grandes descubrimientos han sido fruto de la colaboración y no de una única mente creativa. Thomas Edison, más allá de ser un gran inventor, fue un gran generador de patentes, lo que también tiene su mérito, al saber hacer del trabajo de otros, obra de fruto propio (link).

Algo así pasaba con el genio de Steve Jobs que sabía sacar de sus colaboradores la mayor capacidad creativa a la hora de inventar aparatos increibles. No en vano hizo suya la frase de Picasso que decía: Los buenos artistas copian las ideas, los geniales se las roban.  Por eso me gusta el matrimonio Curie (biografía), esa idea de trabajar en equipo hasta encontrar ese eslabón que nos lleva al nacimiento de una nueva realidad es tan bello como real. Hacer meritorio de un solo individuo, trabajos que de por sí se dan como fruto de una gran colaboración, es un cliché que está a punto de derrumbarse por completo en lo que ha venido a llamarse la Cultura Co.

Carmen Bustos es una de las socias fundadoras de Solusight, una organización radicada en España que se dedica al diseño estratégico de empresas como BBVA, Ikea o Moviestar. Ella es clara: “La cultura Co es pasar del concepto de “Mi idea” al de “Nuestra idea”, es poner las capacidades de todos para resolver un reto”. Todo empezó con el modelo co-working, en donde un grupo de gente se reunía para trabajar en un mismo espacio físico. Así, al mismo tiempo que se ahorraban algo de dinero de alquiler, compartían ideas, esfuerzos y, por qué no, contactos.

Las palabras cocrear, colaborar o compartir empezaron a ser cada día más empleadas en el mundo corporativo. El concepto del diseñador empresarial como generador de prototipos que aporten valor a lo organización tomaba un papel fundamental en el nuevo rol innovador del mercado, pero siempre con la necesidad de intercambio para acelerar los procesos productivos. Y es con ese espíritu con el que nace el proyecto Ruta N en Medellín. Con N de Naranja, que es el color con que se ha venido a designar toda esta tendencia económica que aúna la sociedad de conocimiento, como paradigma de la nueva revolución industrial; con el emprendimiento local, como único modo de competir con la globalización formato Atlántico norte; y la cultura colaborativa. Se trataba de apostar por la creatividad, pero no de una forma aislada, premiando a los esfuerzos individuales en materia de innovación, sino de forma conjunta, aunando los esfuerzos en la creación de algo más grande.

Lo que ha venido a llamarse el distrito de innovación en Medellín es algo espectacular y va mucho más allá de lo que alguien pueda imaginar de un mero concepto co-working. Se trata de una colaboración entre las autoridades locales con las principales empresas de telecomunicaciones para dar vida a un complejo entramado de áreas urbanas e imponentes infraestructuras ubicadas por toda la ciudad.  Conocer el complejo urbanístico alrededor del edificio central de la Ruta N es como descubrir el futuro posible hoy en día, y no en Nueva York, sino en Colombia.

El edificio de Medellín lleva operando algo más de dos años. Estratégicamente ubicado en un área muy bien comunicada con el resto de la ciudad, cuenta con un sistema propio de bici-rutas para los que se transportan en este medio. Es amigable con el medio ambiente, el 90 por ciento de sus desechos son reutilizados en el mismo edificio. Su vegetación permite generar un clima más fresco que en el exterior. Las luces se encienden y gradúan automáticamente para mantener siempre la misma luminosidad en relación con fuera.

Busca economía basada en el conocimiento, con políticas públicas y estrategias privadas dirigidas en un mismo sentido. 400 empresas pioneras firmaron en el 2014 el Gran Pacto Innovación, fundamentado en la circulación de ideas y capital con unas instituciones fuertes. Hasta 2000 nuevas empresas se suman al pacto, con más de 30 mil personas formadas en el tema innovación. En el edificio se trabajan 450 proyectos relativos a la generación de emprendimientos y se apoya a otro tanto de empresas ya existentes con modelos de renovación. Se han creado 13 programas de educación superior y el programa formativo llamado Horizontes, que alcanza a 7158 estudiantes. Reúne a cientos de ciudadanos y representantes públicos en los festivales, eventos y capacitaciones que realiza constantemente. Ha conseguido cientos de miles de pesos colombianos para la inversión en startups.

Los datos se suman sin parar en este par de años de trabajo y han generado toda una transformación de ciudad en un modelo más humano, inteligente y colaborativo.

Medellín ha pasado de ser la ciudad más violenta del mundo a finales del siglo XX, a ser un referente mundial a nivel de innovación y economía del conocimiento. Con una población muy similar a la metrópoli de Guatemala y características de partida similares, por situación sociopolítica y regional, se perfila como un ejemplo a seguir. Eso sí, hace falta que el capital inversor local se deje de centrar en la generación de espacios de consumo, donde sacarnos el bono catorce y el aguinaldo, en un círculo vicioso de exprimir un limón usado, y buscar realmente generación de riqueza, confiando en el mercado interno, la capacidad de innovación local, la creatividad de guatemaltecos talentosos que unidos pueden construir un mañana aquí y ahora.

La Ruta N de Medellín: http://www.rutanmedellin.org/es

rutan.jpg
Resumen
Los nuevos patrones económicos demandan genios con capacidad colaborativa. Basar nuestras destrezas económicas en la capacidad de montar empresas de mano de obra barata, solo puede suponer relegarnos a la más baja estructura de la pirámide productiva. A mediano plazo, un suicidio de futuro…
Fotografía por
Edificio Ruta N Medellín

El “Talentismo” por encima del Capitalismo

El millonario modelo en que funcionan industrias como la de Hollywood.

Por. Julio Micheo

Los expertos del tema empiezan a hablar que estamos entrando a una época en la que cada vez vale más el talento y la capacidad individual al momento de hacer negocios. Esto no es contrario a trabajar en equipo, sino es tener la capacidad de sobresalir en algo, que con preparación y esfuerzo, despierte el interés de personas que van a estar dispuestos a contratarlos.

En su libro “El Código del dinero”, el autor Raimon Samsó sugiere que el modelo de Hollywood se ha extendido al mundo del emprendimiento. Pensemos por un momento como es que productores, actores, directores, guionistas y demás, coinciden en un proyecto cinematográfico y trabajan en conjunto como si fuera una empresa pre establecida.

Todos son contratados y tienen funciones asignadas dentro del proyecto temporal. Sin embargo, al terminar se dan la mano, cobran un cheque con más ceros que la contraseña de tu celular, y cada quien va en busca de un nuevo proyecto. Puede que coincidan nuevamente, pero puede que no. Su próxima contratación depende de tres factores:

  • Su red de contactos
  • Su creatividad
  • Sus resultados en el último proyecto

Si comparamos esto con una persona que trabaja como agente libre o freelancer caemos en la necesidad actual de maximizar sus capacidades y su habilidad en crear un network que sea rentable para su negocio.

Samsó explica que hay personas que pueden convertir, su empresa empleadora en su cliente. ¿Cómo hacer esto? Solo es posible hacerlo desde una perspectiva de freelancer.

OJO: Esto no significa que está mal ser empleado, el emprendimiento puede ser muy dañino para tu salud financiera si no se tiene una estrategia y un genuino deseo de hacerlo.

En otros países es común ver personas que trabajan como independientes haciéndole el mismo trabajo que un empleado a grandes empresas, pero desde la computadora de su casa o alguna cafetería.

Empresas que buscan personas talentosas en un área que sean capaces de resolver problemas o solucionar situaciones cotidianas, sin importarles si están o no están presentes.

En nuestro país este modelo aún no es tan aceptado, sin embargo aquí te dejamos algunos sitios que puedes visitar para empezar a trabajar proyectos desde tu oficina o casa:

1)    Freelancer: Es una de las más conocidas y grandes del mundo, tiene unos 19 millones de usuarios registrados y más de 9 millones de trabajos publicados. Está presente en Latinoamérica por lo que desde ya se pueden empezar a buscar ofertas.

Página web: www.freelancer.com

2)    99Design: Esta plataforma está dirigida especialmente para diseñadores y está también disponible en español. Se puede ofrecer casi cualquier tipo de servicio relacionado al diseño, como logotipos, diseños web, diseño de camisetas, etc.

          Página web: www.99designs.com

3)    Toptal: Es una página enfocada en proyectos técnicos en el área de la tenconología. Y para poder calificar debes primero postularte para que te autoricen como proveedor de servicios. Además es requisito hablar inglés. El hecho de que sean rigurosos con la selección le da más confianza a quien está contratando.

           Página web: www.toptal.com

4)    Up work: Con más de 4 millones de clientes ofrece un amplio rango de trabajo como asistentes virtuales hasta asesorías legales, desarrollo web, escritores, agentes de servicio al cliente, consultoría en general, etc.

Página web: www.upwork.com

5)    Flex Jobs: Para acceder a las ofertas de este sitio es necesario pagar una cuota, pero esto garantiza al freelancer que los trabajos son reales y validados antes. Aquí se muestran ofertas de trabajo de grandes empresas que están dispuestas a contratar un freelancer.

Página web: www.flexjobs.com

6)    Fiverr: Es una plataforma muy conocida que ofrece alternativas a precios muy competitivos. Además que permite publicar ofertas de trabajo en español, por lo que es una gran alternativa.

Página web: www.fiverr.com

Aunque hay más páginas que explorar, te recomendamos que des un vistazo en las mencionadas anteriormente y empieces a explotar tu talento en un área específica.

hollyweb.jpg
Resumen
El millonario modelo en que funcionan industrias como la de Hollywood. Los expertos del tema empiezan a hablar que estamos entrando a una época en la que cada vez vale más el talento y la capacidad individual al momento de hacer negocios..
Fotografía por
http://www.travelandleisure.com/

The Startup Series: ¿Cómo funcionan los fondos de Inversión?

Venture capital is about capturing the value between the startup phase and the public company phase…”

– Fred Wilson –

Los fondos de inversión no son nada nuevo en la historia del mundo. Han sido jugadores clave en el proceso de crear riqueza financiando invenciones e innovación. Sin embargo el financiamiento, no siendo nada nuevo, ha sido nuevo en cuanto a la inversión en startups. Por poner un ejemplo. En 1997 solo en Estados Unidos los fondos de inversión realizaron inversiones que en su total sumaban los 10 mil millones de dólares de los cuales el 6% – 600 millones de dólares – estaba destinado a Startups.

Si bien los fondos de inversión no eran nada nuevo, estaban hambrientos de explorar nuevas formas de capturar valor en el proceso de financiar innovación y fue allí cuando pusieron los ojos en el ecosistema de emprendimiento. Por poner otro ejemplo en contraste. En 2014 solo en Estados Unidos los fondos de inversión realizaron inversiones que sumaban los 54 mil millones de dólares en Startups solamente.

A pesar de la antigüedad que puedan tener los fondos de inversión en el ecosistema emprendedor y del enorme crecimiento en el número de firmas de inversión, todavía parece no conocerse  del todo bien cómo hacen lo que hacen y menos, por qué lo hacen. En nuestro ecosistema nacional empiezan a darse los primeros indicios de una formalización por parte de los fondos de inversión.

Es importante reconocer el papel que juegan los fondos de inversión. En el ecosistema de emprendimiento la figura del inversionista es clave. Cuando un emprendimiento cuenta con las cualidades de ser un startup, es decir la replicabilidad y la escalabilidad de su modelo de negocio, necesita ser impulsado por grandes cantidades de dinero para comercializar su innovación. Un estimado del 80% del dinero invertido por los fondos de inversión están destinados a crear la infraestructura para hacer crecer el negocio – procesos de producción, tecnología, marketing y ventas, entre otros – proveyendo activos fijos y capital de trabajo como parte de esa infraestructura.

Es muy importante el párrafo anterior porque implícitamente nos dice cuál es el primer atractivo que busca un fondo de inversión. Si bien ese será un tema en futuras notas, aprovecho para aclarar que no cualquier emprendimiento tiene las condiciones en su modelo de negocio ni tampoco los avances en la validación de dicho modelo de negocios para tocar la puerta de un fondo de inversión. Un fondo de inversión tiene la vista puesta en industrias con altos indicadores de crecimiento de la que se puede captar mucho valor en poco tiempo. Y un emprendedor con una “idea” de cómo hacerlo es atractivo si y solo si su modelo de negocio está validado, probado y operacional. De lo contrario no todo startup es candidato a ser financiado por un fondo de inversión. De la misma manera los fondos se especializan en industrias y en tipos de startups para esa industria. Como mencioné, serán temas para más adelante.

El dinero que será invertido en la infraestructura de un startup no es dinero de largo plazo. Es dinero que tiene que ser recuperado rápidamente y con creces. En esencia un fondo de inversión busca invertir en los inicios de un modelo de negocio de un emprendedor, lo nutre por un corto periodo de tiempo y luego busca abrirlo al mercado con la ayuda de un banco de inversión para recuperar su dinero y sus creces.

En este punto es importante diferenciar un “venture capital” de un “angel investor”. Un “angel investor” es alguien que con su propio dinero está dispuesto a invertir en las etapas iniciales de un emprendimiento o startup a cambio de un porcentaje de acciones de ese emprendimiento o startup. Mientras que un “venture capital” o fondo de inversión, utiliza el dinero de muchas personas, que esperan rendimientos diferentes, para invertir en emprendimientos o startups también a cambio de acciones. La principal diferencia, de quién es dinero que se utiliza para invertir; es justamente lo que otorga las diferentes cualidades y presiones que tienen los fondos de inversión y los “angel investors”.

La regla general de un fondo de inversión es invertir en buenas industrias con una relación riesgo/ganancia atractiva. Uno de los mitos más grandes es que los fondos de inversión buscan buenas personas y buenas ideas para invertir. Buscan una combinación entre emprendedores con capacidades de management, modelos de negocios replicables y escalables, en industrias que tengan suficiente atractivo de crecimiento. Son jugadores necesarios en el ajedrez del emprendimiento pero no son del todo míticas criaturas que desbordan benevolencia.

Para propósitos de esta nota, me enfocaré en solamente explicar cómo funciona un fondo de inversión. Dejaré de lado, para futuras notas, la lógica detrás de las inversiones, la relación dinero/riesgo/acciones que se dan en una inversión y muchas otras cosas. Un fondo de inversión tiene más o menos esta estructura. Ganancias por desempeño. Y en el lenguaje del emprendimiento “desempeño” es crecimiento.

Pensemos en un fondo de inversión en términos de las ganancias que busca obtener con un startup y por qué un emprendedor debe pensar dos veces lo buscar financiamiento y no tomar esa crucial decisión a la ligera. En general un fondo puede manejar inversiones “malas”, “vivas”, “permisibles”, “buenas” y “unicornios”. En la tabla siguiente podremos evidenciar a lo que se refieren. 

 

Malas

Vivas

Permisibles

Buenas

Unicornios

Inversión

$1000

$‎          1,000

$‎          1,000

$‎          1,000

$‎          1,000

Compensación a 5 años.

1X

5X

10X

20X

Retorno

$‎          0.00

$‎          1,000.00

$‎          5,000.00

$‎          10,000.00

$‎          200,000.00

Retorno Neto

$‎          (1,000.00)

$‎          0.00

$‎          4,000.00

$‎          9,000.00

$‎          199,000.00

Si leemos cuidadosamente la tabla, un fondo de inversión, si bien va a manejar los cinco tipos de inversiones en un portafolio, va a utilizar todos los indicadores y criterios disponibles para mantener su promedio de inversiones entre “permisibles” y “buenas” e idealmente apuntar a financiar cualquier proyecto que pueda darles hasta 20 veces lo invertido en un plazo de cinco años.

La lógica, en esencia, de un fondo de inversión es adueñarse de la mayor cantidad de acciones por la menor cantidad de inversión para recuperar, en promedio, 7 veces lo invertido en un plazo, promedio, de 3 a 5 años.

fondos.jpg
Resumen
Los fondos de inversión no son nada nuevo en la historia del mundo. Han sido jugadores clave en el proceso de crear riqueza financiando invenciones e innovación…
Fotografía por
www.bmv.com.mx

El prestigio laboral: 5 claves para mantenerlo

Siempre he considerado que la mejor manera de construir prestigio laboral es a través del trabajo propio. ¿Qué mejor que dejar que nuestras acciones hablen por sí solas?

El prestigio es un reconocimiento que se va creando con el paso del tiempo. Para lograrlo, es importante que exista coherencia entre lo que decimos y la forma en la que realmente actuamos. Al existir disonancia entre ambas variables, ponemos en riesgo nuestra credibilidad y sobretodo, nuestro nivel de confiabilidad. Si lo que buscas es construir prestigio, sé siempre fiel a tu palabra y no te conformes con entregar resultados mediocres. Exígete y sobresale, trabaja con excelencia e imprime un sello único en cada una de las tareas que realizas.

A continuación, 5 claves para mantener el prestigio:

  1. Sé humilde. Demuestra que el prestigio ha sido logrado en base a trabajo y esfuerzo propio. Contrario a una actitud arrogante, motiva a los demás miembros de tu equipo de trabajo a hacer el mejor uso de sus talentos en cada una de sus tareas.
     
  2. Edúcate. Busca distintas formas de enriquecer tu bagaje profesional. La clave reside en actualizarse constantemente. No juzgues ni por edad ni apariencia; siempre es posible aprender incluso de los más pequeños.
     
  3. Aprende a decir “no”. Di “no” a todo aquello que te aleje de tus principios éticos y morales.
     
  4. No asumas más responsabilidades y retos de los que realmente podrías afrontar. En ocasiones, nos dejamos llevar por la emoción del momento y asumimos compromisos que por limitaciones de tiempo, no nos será posible atender. Trabaja un pendiente a la vez. Enfócate y especialízate en lo que naturalmente eres bueno.
     
  5. Evita ser impulsivo. Medita tus palabras previo a expresarlas. En situaciones de enojo o estrés, se corre el riesgo de emitir comentarios de los cuales luego deseamos retractarnos. Contrólate y aborda el caos de una forma pacífica y profesional.

Al contar con un sólido prestigio previo a emprender, será de mayor facilidad:

  • Encontrar un socio estratégico de negocio.
  • Reunir los fondos monetarios necesarios para financiar la idea.
  • Atraer y retener talento humano.
  • Lograr apertura y aceptación por parte de clientes.
  • Negociar políticas de pago favorables con los proveedores.
prestigio.jpg
Resumen
Siempre he considerado que la mejor manera de construir prestigio laboral es a través del trabajo propio. ¿Qué mejor que dejar que nuestras acciones hablen por sí solas?

The Startup Series; ¿Qué es un Startup?

A startup is a company working to solve a problem where the solution is not obvious and success is not guaranteed

Neil Blumentha

El concepto “startup” ha sido el tópico de moda en la última década y todavía no pareciera estar claro a qué exactamente se refiere. Ha servido para denominar desde los emprendimientos más absurdos, pasando por apps de moda y terminando por denominar monstruosas empresas de tecnología.

En el ecosistema nacional, un startup está más asociado a la idea, que al modelo de negocio. Como consultor de empresas y de startups, es muy común toparse con emprendedores que dicen “tengo un startup”; en otras palabras, que tienen una idea de la idea, una idea del mercado y una idea del proceso para llevar esa idea al mercado. Eso no es un startup. Si bien todo startup empezó siendo una idea, ninguna idea por sí misma es un startup.

Por el otro lado. También es común escuchar a emprendedores que dicen “tengo un startup”; en otras palabras que tienen un producto/servicio que satisface a un grupo limitado de personas. Eso tampoco es un startup. Si bien todo startup empezó siendo un emprendimiento, no todo emprendimiento tiene las cualidades para coronarse como un startup.

¿Qué es entonces, un startup? Como definimos, muy brevemente, en nuestra nota anterior; un startup es “una organización formada para buscar la replicabilidad y escalabilidad de su modelo de negocio. Sin embargo, dada la ambigüedad que puede generarse detrás de conceptos como “replicabilidad” o “escalabilidad” empezaremos por dichos conceptos. La replicabilidad hace referencia a la capacidad de tomar elementos característicos de algo y repetirlos independientemente del contexto. La escalabilidad hace referencia a la velocidad con la que esta replicabilidad puede extenderse en diferentes contextos. Un startup, por fuerza y definición, tiene que poseer ambas características.

Estamos en un momento en la historia en el que, como mencioné en la nota anterior, vemos startups floreciendo en varios países como Argentina, Brasil o Chile y en nuestro ecosistema se están empezando a alinear los elementos más importantes para equipararnos con dichas potencias emprendedoras. Por esta razón, más que por cualquier otra, es necesario aclarar lo que no es un startup.

Ser un startup no es solo:

Ser una empresa grande. Muchos fundadores saben, que los startups suelen empezar en cafés o en salas familiares con un número de personas no mayores a las que se pueden alimentar con una pizza. Apple en sus inicios, con la Apple II, no llegaban a más de siete personas.

Ser empresas jóvenes o pequeñas. No todas los emprendimientos, por nuevos o pequeños que sean, son un startup. Existen startups maduros y grandes; Twitter es el ejemplo. Tampoco quiere decir que todas las ideas que se gestionan y se ejecutan desde un garage con cinco personas son un startup.

Tener dinero para crecer. Sin un modelo de negocio claro – replicable y escalable – y que permita generar valor a todas las partes involucradas, podemos inyectar dinero para crecer sin éxito alguno. Es el modelo de negocio lo que indicará la necesidad de fondos para crecer. Y no los fondos disponibles los que construirán un modelo de negocio.

Ser innovadores. Es común confundir startups con innovación. Si bien la innovación es lo que ha permitido a muchos emprendedores desarrollar un startup, la innovación no es el objetivo del startup. El objetivo de un startup es llegar a tantos clientes como los recursos permitan sin perder la calidad y sin bajar la velocidad del crecimiento. Si bien la innovación facilita la adopción de nuevos productos/servicios la velocidad de adquisición y la velocidad de expansión es crucial.

Tecnología. Si bien la tecnología ha sido el catalizador por el cuál muchos emprendedores en las últimas décadas han construido sus startups. No todo startup está amarrado a tener que ser tecnología. Un startup no es un app; es cómo ese app es utilizado por los clientes/usuarios, replicado y escalado por esa utilidad. Ya ahora es casi imposible tener cualquier cosa exenta del uso de la tecnología. Por ello no es la tecnología el factor determinante de un startup, es el cómo se utiliza esa tecnología.

Entonces, cualquier emprendimiento que tenga las cualidades para crecer rápidamente por tener un modelo de negocio replicable y escalable puede ser coronado con el aclamado título de “startup”.

Esto quiere decir que un startup, es todo sobre crecimiento. Muchas veces ese crecimiento va a depender del acceso a financiamiento. De otro manera el emprendedor no tiene los recursos para buscar la replicabilidad y la escalabilidad. Por ello en la siguiente nota hablaremos de qué es un fondo de inversión y cómo funciona.

startup.jpg
Resumen
El concepto “startup” ha sido el tópico de moda en la última década y todavía no pareciera estar claro a qué exactamente se refiere…
Fotografía por
www.fastcompany.com

Filosofía para emprendedores

Hace algunos días tuve una conversación que me ayudó a aclarar algunos conceptos sobre el emprendimiento y las empresas. Me pareció apropiado compartirles un poco de lo que hablamos.

Uno de los presentes en esa ocasión, hace mucho tiempo buscaba un asistente. Siendo él asesor de empresas con más de 10 años de experiencia, tiene un olfato y requerimientos muy específicos para las personas que trabajan con él y por lo tanto, la búsqueda se había hecho larga.

En esa ocasión, el asesor le preguntó frente a nosotros a su candidata a asistente: “Bueno, ya llevas dos semanas trabajando conmigo pero aún no has podido responderme una pregunta, ¿Qué es una empresa?”

Pregunta simple de responder, ¿No? Para mí, no lo es.

Hay muchas respuestas para explicar “qué es” una empresa, pero pocas incluyen conceptos clave para tener una idea de lo que es necesario para CREAR y hacer FUNCIONAR una verdadera empresa.

Una empresa necesita tener VALORES. Sin valores, ¿Cómo decidir que hacer y qué no hacer? Los seres humanos necesitamos emitir juicios de valor para tomar decisiones. Sin valores, las decisiones se toman al azar y en el desorden, no puede sobrevivir una empresa.

Con base a los valores, se toman decisiones. La toma de decisiones con base en estos generan HÁBITOS, que a su vez, en una empresa o emprendimiento, se transforman en PROCESOS. Los procesos son sumamente importantes para toda empresa o emprendimiento, permiten que los distintos órganos de la empresa funcionen independientemente, pero siempre íntimamente interrelacionados entre ellos.

Toda empresa debe producir 3 cosas: 1) Debe producir dinero. La condición ESENCIAL para que exista una empresa es un cliente que PAGUE; 2) Debe producir un producto o servicio y 3) La empresa debe producirse A SÍ MISMA.

 Aquí viene la parte filosófica. Platón acuña en su obra “El banquete” el término poiesis y lo define como: “La causa que convierte cualquier cosa que consideramos de no-ser a ser”. En la biología, la “autopoiesis” designa un sistema capaz de reproducirse y mantenerse a sí mismo. Nuestras células vivas lo hacen todo el tiempo para mantenerse vivas.

Pues bien, eso deben hacer nuestras empresas TODO EL TIEMPO. ¿Cómo puede una empresa, un ser tan complejo, lleno de piezas, personas y todo tipo de variables hacer esto todo el tiempo? Parece una tarea imposible.

Piénsalo: NO ES IMPOSIBLE. Para hacerlo, necesitas VALORES con los que se identifiquen TODAS las personas que se involucren directa o indirectamente con tu negocio. Eso a su vez te permitirá generar hábitos flexibles que a su vez te permitan tener un sistema de procesos VIVO, que pueda adaptarse al entorno cambiante y dinámico que es el mercado.

filo.jpg
Resumen
Hace algunos días tuve una conversación que me ayudó a aclarar algunos conceptos sobre el emprendimiento y las empresas. Me pareció apropiado compartirles un poco de lo que hablamos. Uno de los presentes en esa ocasión, hace mucho tiempo buscaba un asistente…

¿Cómo iniciar desde 0 en 6 pasos?

Todos los negocios empiezan siendo ideas con mucha pasión, trabajo y ganas. Muchos de los grandes empresarios como Steve Jobs, Jeff Bezos, Bill Gates, entre otros, han empezado desde cero y han construido empresas multimillonarias.

En un inicio soñaba con ser futbolista, sin embargo las circunstancias y la calidad no fueron suficientes para hacer realidad ese sueño, pero nunca desistí y empecé a estudiar cosas relativas al deporte que era lo que me apasionaba. Comencé a estudiar una carrera, creé un blog, leía y trataba de estar al tanto de todo lo que acontecía en el país y afuera.

Así llegaron distintas oportunidades, en las cuales no ganaba mucho pero era el primer paso para lo que quería lograr, y sobretodo con una gran actitud y disposición a aprender. Con el paso del tiempo y varios proyectos que no tuvieron frutos, me reuní con algunos amigos que ya tenían una empresa y decidimos impulsar un nuevo proyecto, era algo con lo que queríamos inspirar a otros.

Algo que fue fundamental fue tomar en cuenta 6 aspectos, que eran los que nos ayudarían a generar valor y empezar una vez más desde 0.

1. Conoce tu mercado

Esto no es simplemente ser mejor que tu competencia, es ir más allá y conocer como piensa, como siente, qué quieren en realidad las personas que te comprarán tu producto o servicio. No tienes que ser tan diferente, pero basta con que seas original e innovador y aunque esté lleno de posible competencia siempre podrás sobresalir porque generaras valor.

2. Se realista con las ganancias que deseas

No necesitas empezar diciendo que ganarás millones, debes de ser realista y consciente en el trabajo que estás realizando, solo así podrás poner metas que se adaptarán a tu realidad. En la medida en que estés comprometido con estas metas, con mayor facilidad las cumplirás.

3. Recurre a tus contactos

En la vida y en los negocios los contactos son fundamentales, ya que serán el parte aguas que necesitas para impulsarte. Esta lista te permitirá tener un comienzo, trasladar información a posibles clientes. Lo que hagas con ellos te permitirá saber si estás generando valor en tu propuesta o no.

4. La página web debe hablar por ti

Las plataformas web son tanto o más importantes que la idea de tu negocio. En una era tecnológica debes estar siempre a la vanguardia. Una buena página web, buen manejo de redes sociales y algunas otras plataformas, te ayudarán a que tu público se identifique y vea que eres diferente a los demás. Es en este punto en donde debes demostrar cuál es el valor de lo que ofreces.

5. Asegúrate que tu producto/servicio sea vendible

Si deseas generar un negocio que sea rentable y que puedas conseguir fácilmente tus metas financieras – punto 2 – debes procurar que tu servicio o producto sea comercializable. Gracias a que conocerás a tu mercado, podrás hacer de alguna de tus pasiones un negocio. Es muy fácil decir esto, por eso debes pensarlo bien y el por qué debe ser algo que te apasione será porque día a día trabajarás por ello.

6. ¡Empieza YA!

Qué mejor que empezar a luchar hoy por lo que deseas y anhelas. Un empresario debe tomar decisiones siempre, y es mejor que empieces hoy, porque mientras más rápido inicies más pronto conseguirás lo que quieres. Enfócate en lo que quieres, ten siempre presentes tus metas, si caes levántate las veces que sea necesario, pero nunca dejes de luchar por tus sueños.

Disfruta cada paso que des en la conformación de tu empresa, nada ni nadie es perfecto, todo es cuestión de verlo desde la perspectiva correcta. Si no empiezas hoy ¿cuándo?

Buena suerte. 

6pasos.jpg
Resumen
Todos los negocios empiezan siendo ideas con mucha pasión, trabajo y ganas. Muchos de los grandes empresarios como Steve Jobs, Jeff Bezos, Bill Gates, entre otros, han empezado desde cero y han construido empresas multimillonarias…

El arte de vender (parte 2): las debilidades del vendedor

¿Qué debilidades podrían frenar el potencial de ventas de un vendedor? En “El arte de vender”, se aborda la venta como un arte que labora el vendedor en su día a día. Esta vez, el enfoque estará en algunas de las debilidades que podrían impedirle a dicho vendedor cerrar cada vez más ventas.

# 1.- Poco conocimiento de la empresa y del producto/servicio a vender

El cliente tiende a realizar un sinfín de preguntas acerca del producto/servicio, previo a comunicar su decisión de compra. Durante este proceso, lo que busca es recibir información y asesoría de un vendedor experto o especialista en su rama. Sin embargo, si dicho “especialista” desconoce las características básicas del producto e incluso, es incapaz de proveer información y referencias acerca del fabricante del mismo, ¿mantendrá firme su decisión de compra? Un vendedor que no conoce el producto que vende, ni muestra interés por él, pierde la atención de clientes potenciales.

# 2.- Necesidad de aprobación

Ciertos vendedores manejan una insaciable necesidad de sentirse aprobados y conectados con los clientes y por lo mismo, son reacios a realizarles preguntas directas que podrían facilitar la venta. No hay que olvidar que las ventas no tratan acerca de uno mismo, sino acerca de cómo lograr cerrar un acuerdo gana-gana entre ambas partes.

# 3.- Vender expectativas de beneficios futuros que no corresponden

No existe peor situación que la de un vendedor que toma a su favor la ignorancia de un cliente con el objetivo de cerrar una venta. De hecho, éste es un tema que podría ser analizado no sólo desde una perspectiva ética, sino también legal. Existen vendedores que por cumplir con una cuota de ventas, distorsionan las características del producto con el fin de hacerlo parecer más atractivo de lo que realmente es, o bien, prometen servicios futuros que se encuentran fuera del alcance del vendedor y por lo tanto, nunca podrán llegar a concretarse. Esto no es astucia sino engaño al comprador.

# 4.- No escuchar

Hay vendedores que saturan al cliente de tanta información que en lugar de enfocarse en entender su necesidad, tienden a confundirlo y ahuyentarlo. Al escuchar se identifica cuál de las alternativas disponibles satisface de una mejor forma el requerimiento del cliente.

# 5.- Incomodidad al hablar acerca de dinero

Para ciertos vendedores puede resultar incómodo abordar el tema de las finanzas. Se sugiere evaluar qué opciones de pago se ajustan mejor a cada cliente.

# 6.- Deficiencia en el servicio post-venta

El servicio post-venta es una variable clave tanto desde una perspectiva de ventas recurrentes, como, de nuevas ventas generadas por el efecto de boca en boca. Si luego de la primera venta, no se alimenta adecuadamente la relación con el cliente, se pone en riesgo su decisión de compras futuras y se corre el riesgo que el efecto de experiencias negativas, eliminen la intención de compra de otros clientes potenciales.

# 7.- Limitar el mercado objetivo

Es decir, tener una visión muy limitada acerca del mercado y tipo de cliente con el cual es posible cerrar una venta. Es importante salir a conocer a nuevos clientes y descubrir necesidades en aquellos que actualmente, no forman parte del funnel (embudo) de ventas.

# 8.- Poca preparación

Los clientes tienen un mayor contacto con los vendedores de campo que con los ejecutivos que apoyan las tareas de venta desde una oficina. Un vendedor funge como la tarjeta de presentación de un negocio. Su vestimenta, arreglo personal, conocimiento y forma de expresión, son una referencia de la compañía que representa. El vendedor, debe estar preparado y capacitado para cerrar la venta sin necesidad de un superior.

# 9.- Demostrar un interés desmesurado por cerrar la venta

Usualmente, la remuneración de los vendedores se distribuye en un sueldo fijo y una compensación variable (comisión), según el volumen de ventas ya sea, en unidades vendidas o en ingresos percibidos por la empresa. Si el vendedor se encuentra presionado por cumplir con una cuota de ventas y a la vez, demuestra su necesidad a través de insistencia con el cliente, logrará que desconfíe de su verdadero interés por cerrar la venta.

# 10.- Frustración ante el rechazo de un cliente

El vendedor debe aprender a lidiar con el rechazo del cliente, aprendiendo no sólo de él sino de sí mismo en cada iteración de venta. Es clave mantener una actitud de optimismo y humildad e instruirse para mejorar el nivel de cierres. No hay que olvidar que no todas las personas que demuestran interés por el producto/servicio cuentan con una intención real de compra. 

# 11.- Timidez

La timidez cierra la comunicación. El vendedor debe ser lo suficientemente extrovertido para lograr una comunicación clara y convincente con el cliente.

vender acton.jpg
Resumen
¿Qué debilidades podrían frenar el potencial de ventas de un vendedor? En “El arte de vender”, se aborda la venta como un arte que labora el vendedor en su día a día. Esta vez, el enfoque estará en algunas de las debilidades que podrían impedirle a dicho vendedor cerrar cada vez más ventas…

¿Cuál es el secreto para formar un equipo de trabajo motivado?

¿Cuál es el secreto para formar un equipo de trabajo motivado, alineado y comprometido a una misma visión empresarial?

¿La clave? Conocimiento propio. El primer paso consiste en conocer las fortalezas, talentos y debilidades propias de forma que se identifiquen fácilmente las competencias complementarias necesarias para el cumplimiento de la misión y el alcance de la visión del negocio. Fundamentalmente, debe reconocerse qué tipo de liderazgo se ejerce naturalmente en el trabajo. ¿Qué tipo de incentivos (intrínsecos y extrínsecos) se ofrecen? ¿Grupales o individuales? ¿Qué tan estrictos son los sistemas de control? ¿Qué tan abiertas son las líneas de comunicación? ¿Cuáles son los límites de acción de cada colaborador? ¿Qué principios y valores moldean la dinámica de trabajo? ¿Qué tanto se está dispuesto a delegar? Cada una de las respuestas a las preguntas anteriores dan forma a la cultura o el “ADN” de la organización; un factor diferenciador clave para atraer al talento correcto.

Como segundo paso se deben identificar los factores críticos de éxito que permitirán: 1) motivar y retener tanto a los trabajadores como a los clientes, 2) fabricar los productos/brindar los servicios de la forma más rentable y eficientemente posible y 3) disuadir la entrada de nuevos competidores a la industria.  Dependiendo de dichos factores así como de la velocidad a la cual se desee crecer, serán las necesidades de capital humano en cada uno de las etapas del negocio. Un “funnel” o embudo de contratación (proceso por el cual las empresas atraen, califican, seleccionan, contratan y luego evalúan el progreso y rendimiento del postulante en el puesto de trabajo), resulta de suma utilidad.

La calificación y selección debe realizarse no sólo en base a los requerimientos del puesto, sino tomando en consideración el expertise, aspiraciones y expectativas salariales del candidato. De lo contrario, se invertirán grandes cantidades de recursos en aplicantes que por la estructura de compensación podrían no estar interesados en el mismo. Es valioso conocer quiénes son mayormente motivados por un sueldo fijo que por uno variable (en base a resultados).

En términos generales, quienes se motivan más por el segundo tipo de remuneración son quienes suelen estar más dispuestos a colaborar y entregar grandes resultados. Esto no es siempre la regla pero sí un buen indicador. Uno de los mitos más grandes al estructurar la compensación de un colaborador consiste en creer que su principal motivación es el dinero cuando en realidad, remuneraciones intrínsecas como la del “empleado del mes” podrían representar un mayor significado para el mismo. De hecho, contratar personas que se motivan principalmente por el dinero puede representar un gran riesgo para la empresa ya que en caso de recibir una oferta salarial mayor por parte de la competencia, podrían fácilmente aceptarla. Posteriormente, realizar la entrevista de una forma en la que sea posible descubrir la actitud del candidato hacia las adversidades, la experiencia previa con la que cuenta y podría aportar valor a la empresa y qué tan compatible sería su forma de ser con la cultura de la organización. Luego de la entrevista, corroborar referencias del candidato, especialmente, con el fin de indagar en los motivos por los cuales renunció o fue despedido del trabajo anterior.

Asimismo, reforzar constantemente el reglamento y sistema de creencias de la organización. En ocasiones, las empresas suelen redactar la misión y visión de sus negocios como un “requisito” con el que debe cumplirse al iniciar un plan de negocios. Sin embargo, la misión y visión van más allá de ser frases cautivadoras. En el caso de la misión, se deben buscar no sólo transmitir las razones de ser de la organización,  sino inspirar a los colaboradores a formar parte de una causa. De hecho, la misión puede convertirse en un parámetro de referencia clave en la toma de decisiones; sobretodo, cuando deben tomarse decisiones de forma inmediata.

En cuanto a la visión, se debe buscar plantear un escenario aspiracional a ser alcanzado en el largo plazo por cada uno de los miembros del equipo. A la vez, debe motivarlos a salir de su zona de confort para lograr los resultados esperados. Se sugiere plantearse cómo cambiará la vida propia y la de las demás personas una vez que se alcance la visión del negocio. ¿Qué impacto se habrá generado? Como recomendación final destaca la organización de actividades que refuercen las creencias y valores de la organización ya que aportan un alto valor a la unión del equipo de trabajo. Ello permite a los distintos niveles de la empresa convivir en un entorno distinto al ámbito laboral, permitiendo conocerse fuera de “presión” o evaluación.

Finalmente pero no menos importante, la continua capacitación del colaborador. Dicho entrenamiento permitirá al equipo estar a la vanguardia de las mejores técnicas, procedimientos y tecnologías del mercado con el fin de alcanzar altos niveles de competitividad. Adicionalmente, brinda al equipo la capacidad de desempeñar distintos roles y sobretodo, de reaccionar rápidamente cubriendo un puesto  en caso alguno de sus miembros se llegase a ausentar en determinado momento. El valor real estriba en reconocer que la contribución de cada uno de los miembros del equipo es un factor crítico para los resultados globales del negocio. Si un miembro falla o “una pieza de un recompecabezas falta”,  se cuenta con diferentes comodines (miembros entrenados) para que la empresa no se vea afectada y los frutos sigan siendo los mismos.

secretos.jpg
Resumen
¿La clave? Conocimiento propio. El primer paso consiste en conocer las fortalezas, talentos y debilidades propias de forma que se identifiquen fácilmente las competencias complementarias necesarias para el cumplimiento de la misión y el alcance de la visión del negocio…