337b

CARLOS LUNA RIVARA

Hoy compartimos una interesante plática con un personaje dedicado a ayudar a los dueños de empresas familiares a profesionalizar el gobierno de las mismas, y a promover el emprendimiento y la creación de valor compartido. Es Fundador y Director de Corporate Governance Leaders; y posee un Doctorado en Administración de Empresas por la UFM.

¿Por qué te consideras emprendedor?

Creo que todos, hombres y mujeres, tenemos la semilla de emprendedor, solo es cuestión de regarla, abonarla, hacerla crecer y multiplicarla. En mi caso, ví una oportunidad de negocios que no estaba siendo atendida, y decidí prepararme y explorarla. Ejerzo liderazgo en los ambientes en donde me involucro; soy ordenado, persistente, y disciplinado; he aprendido a aprender y a transmitir conocimientos y experiencias, lo que es fundamental en mi trabajo. Además, promuevo la excelencia personal y organizacional.

¿Cómo te involucraste en la consultoría a empresas familiares?

En mi recorrido profesional observé que los emprendimientos originados por familiares empezaban muy bien, con mucho entusiasmo y buena actitud, pero con el paso del tiempo los conflictos emergían. Esto afectaba a las empresas, que perdían dinamismo, y se hacían menos competitivas, pues los conflictos familiares consumían a los empresarios y sus familias. Decidí investigar sobre el tema y me sorprendió saber que de diez empresas fundadas por nuestros abuelos, solo una sigue siendo empresa familiar. El resto se queda en el intento. Profundice más y descubrí que el principal problema de las empresas familiares es lo que los expertos denominan “la sucesión”.

¿Qué significa “la sucesión” en empresas familiares?

La sucesión tiene, al menos, tres vertientes que vale la pena conocer:

  • Sucesión Ejecutiva: Es en donde se decide quién se hará cargo de operar el negocio; implica el traslado del know how al sucesor, que puede ser familiar o no.
     
  • Sucesión Patrimonial: Es el traslado del patrimonio de padres a hijos. Lo complejo de esta sucesión es que el concepto de “justicia” es distinto desde la perspectiva de los padres que la de los hijos. Entonces no siempre todos quedan contentos con la herencia. Sin embargo, en el caso de empresas familiares, el hecho de heredar acciones de una compañía, significa que se está heredando el derecho a participar en la toma de decisiones importantes en la empresa. Y no siempre los hijos están formados con la mentalidad de empresario, y aquí es donde los problemas se pueden extender.
     
  • Sucesión Directiva: Es la más importante, y es en la que mi Firma actúa. Significa el modelo de gobierno que tenga una empresa. En empresas familiares latinoamericanas es usual que el modelo de gobierno sea centralizado en el o los fundadores. Ellos se convierten en “todopoderosos”, lo que funciona hasta cierto punto. Cuando la siguiente generación entra al negocio, generalmente con una maestría, los conflictos intergeneracionales se hacen presentes. El error más grande que cometen los fundadores de una empresa familiar es pretender trasladar todo su poder y liderazgo a una persona, ya sea familiar o no.

¿Cómo pueden los padres empoderar a los hijos a ser emprendedores?

Lo más importante que se puede heredar a un hijo es crearle la mentalidad emprendedora. He observado que en empresas familiares lo que los padres enseñan a sus hijos es a operar un negocio en específico, pero no se esfuerzan por desarrollar la capacidad emprendedora que implica asumir riesgos, probar ideas, manejar el fracaso, etc. Mi recomendación es que la primera experiencia de trabajo formal de los hijos debería de ser fuera de la empresa familiar, lo que significará un enorme aprendizaje para ellos. Y luego, si el hijo decide más adelante incorporarse a la empresa familiar, traerá experiencias, buenas prácticas, y otros elementos que ayudarán a elevar los estándares de productividad e innovación en la empresa familiar.

¿Algún consejo que puedas darle a los jóvenes emprendedores?

Me encanta esto de Pablo Neruda: “queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños. Queda prohibido no buscar la felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva, no pensar en que podemos ser mejores, no sentir que sin ti, este mundo no sería igual”.

¿Alguna frase o pensamiento que te haya guiado para llegar hasta dónde estás?

Esta frase de Albert Schweitzer me gusta mucho: “El éxito no es la clave de la felicidad, la felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que estás haciendo, tendrás éxito”.

337b.jpg
Resumen
Hoy compartimos una interesante plática con un personaje dedicado a ayudar a los dueños de empresas familiares a profesionalizar el gobierno de las mismas, y a promover el emprendimiento y la creación de valor compartido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *