¿Cuál es tu costo de oportunidad?

Para  iniciar el artículo es necesario definir “costo de oportunidad”. Este es un concepto de un curso de economía 1, algo que probablemente como emprendedor o profesional conoces muy bien y que inclusive practiques diariamente en cada decisión y lo hagas por intuición, por sentido común y sin ser un experto economista.

Costo de Oportunidad es la opción desechada o la satisfacción sacrificada, por el hecho de elegir otra opción u otra satisfacción, cuando ambas son factibles pero mutuamente excluyentes. El costo de oportunidad es diferente para diferentes personas, porque cada una confronta opciones distintas y valora las cosas de manera distinta”.[1]

A manera de poder explicar este concepto citaré el ejemplo de un compañero de universidad: En una ocasión conversando sobre los horarios que cada uno tenía de clases, noté que él no tenía ningún curso a las 7 de la mañana, todos eran a partir de las 8:30 am. Me dijo que era a propósito, el prefería dormir 1 hora más que buscar un profesor o compañeros en específico para llevar el curso. En otras palabras el costo de oportunidad de posiblemente tener al mejor profesor para impartir el curso o estar con los compañeros que deseaba era la hora que él se quedaba durmiendo, el valoraba más eso que la otras opciones.

El ejemplo anterior nos ayuda a resaltar el punto más importante que quiero transmitir y es que, el costo de oportunidad es algo muy personal. En una ocasión mencioné que es tan personal como un cepillo de dientes y la comparación es graciosa, pero es así. Entonces teniendo claro que cada persona valoramos de distinta forma nuestro tiempo, nuestro dinero, en general nuestros recursos, así mismo tomamos nuestras decisiones sobre costo de oportunidad, lo cual considero que está bien, pero no podemos obviar que esas decisiones van a repercutir en nuestro futuro y muy probablemente en nuestra vida económica. 

Como estudiante puedes sacrificar un fin de semana con tus amigos por pasar estudiando porque valoras más tu carrera universitaria, el costo será el fin de semana con amigos. Como trabajador puedes valorar que de vez en cuando es necesario dar una hora más de oficina para terminar bien tus tareas y sacrificarla por llegar temprano a tu casa a ver a tu familia. Como emprendedor puedes a fin de año sacrificar tus utilidades y decidir que es necesario reinvertir para crecer. Estos tres ejemplos en su hecho mismo pueden ser lo contrario, decidir que el fin de semana con tus amigos te relajará antes de tu examen del lunes y que fue suficiente lo aprendido en el ciclo; decidir que la hora con tu familia tiene más valor y que buscarás de hacer todo en tu horario laboral establecido y finalmente pensar que mereces esas utilidades, que deseas disfrutarlas y que tu empresa marcha bien sin reinversión. 

En realidad, es muy personal lo que se decida detrás de un análisis de costo de oportunidad porque las valoraciones son distintas, lo importante es la sinceridad que tiene que tener uno mismo al momento de decidir y no lamentarse en el futuro. Tal vez el estudiante si necesita tomar todo el fin de semana para estudiar y no perder el curso, tal vez el trabajador si necesita dar esa hora extra para no perder su trabajo, tal vez el emprendedor si necesita sacrificar sus utilidades a fin de año para hacer crecer su negocio.

Muchos emprendedores y personas involucradas en el mundo de los negocios toman todas sus decisiones después de un breve análisis de costo de oportunidad, la relación costo-beneficio está tan implícita ya en su forma de ver la vida que ya no lo notan. Pero su éxito empresarial y sus resultados si dependen en medida que mejora su análisis al aplicar este pequeño concepto en cada decisión que toman. 

En la medida que desarrolles el concepto de costo oportunidad (con la información suficiente  y adecuadamente posible) como principio de lógica en cada decisión, sabrás en donde rinde más tu dinero, tu tiempo y todos tus recursos en general, para tener una vida satisfecha.


[1] Manual del Estudiante complementando el Proceso Económico de Manuel Ayau.  Por: Lucy Martínez-Mont. 1997. 

 

portadacostop.jpg
Resumen
Para iniciar el artículo es necesario definir “costo de oportunidad”. Este es un concepto de un curso de economía 1, algo que probablemente como emprendedor o profesional conoces muy bien y que inclusive practiques diariamente en cada decisión y lo hagas por intuición, por sentido común y sin ser un experto economista…

Elegir un socio comercial: igual o más importante que elegir con quien casarse

Quiero empezar el articulo haciendo referencia al título del mismo, para algunos lectores  puede parecer una analogía ilógica y hasta ofensiva por su comparación. Sin embargo hay que explorar la idea que está detrás en una persona cuando se encuentra soltera buscando a su “media naranja”. Las personas buscan a alguien especial que los complemente, que tenga las mismas expectativas de vida, valores, cultura y forma  de ver la vida. Considerando  que al cumplir todos estos requisitos se aumentan las probabilidades de poder compartir toda una vida con ella y formar una familia que trascienda.

Entonces así como esta en el sueño de las personas solteras formar una familia para toda la vida, considero que de igual forma para los que nos consideramos emprendedores buscamos crear empresas que transciendan generaciones, asegurando el bienestar económico de nuestra familia y comunidad, que transcienda fronteras logrando establecer transnacionales que sean competitivas  y sobre todo empresas muy rentables económicamente.

Entonces para seleccionar a nuestros socios comerciales ya sea, un inversionista, proveedor, cliente o colaborador, tenemos que ir en busca de un perfil que llene nuestros requerimientos en valores, expectativas, estándares de trabajo, que nos ayude a ejecutar nuestra visión, y sobretodo cuestionarnos si somos capaces de sostener una  relación que perdure con el  socio que estamos buscando.

Para ilustrar la importancia que tiene  la decisión de seleccionar un socio comercial en el transcurrir del tiempo, usare el ejemplo de una  empresa local: La marca de restaurantes de comida rápida Pollo Campero, la cual fue fundada en 1,971 producto de la unión de dos socios INVERSIONISTAS; Dionisio Gutiérrez  Y Francisco Pérez de Antón, el primero decidido a comercializar los productos de la avícola de su padre y el segundo creador de la fórmula de pollo frito.

Este fue el primer paso clave para que la empresa continúe después de varias décadas, el complemento en  conocimiento y estrategia de dos socios. Pollo Campero por lo tanto también es un ejemplo de la selección de socio PROVEEDOR, por muchos años ha sido la avícola que pertenece al mismo grupo empresarial, es importante mencionar este punto porque esto facilita la exigencia en entrega y calidad para brindar un producto final de excelencia.

Para la expansión internacional la empresa opto por seleccionar socios en el extranjero a través de franquicias lo cual los ha llevado a tener socios en 12 diferentes países, como lo son: España, Estados Unidos, México, China, El Salvador entre otros. El acuerdo con dichos socios es que ellos cancelan cuotas periódicas y a cambio reciben asesoría en estrategia de distribución, operación del negocio y venta. Otra acción que ha realizado la cadena de restaurantes para la expansión y diversificación  es la asociación con marcas, en Centroamérica manejan  la franquicia  de Telepizza y poseen la franquicia de la cadena española Pans & Company. Pollo Campero tampoco se queda atrás a la hora de seleccionar a sus socios COLABORADORES, además del training que ofrecen, también son promotores y fiduciarios de un programa de excelencia académica denominada “Fundación Juan Bautista Gutiérrez”, la cual está diseñada para brindar becas universitarias a jóvenes emprendedores y en búsqueda de una mejor formación, al concluir sus estudios, por mérito propio y si ellos lo desean pueden forman parte del personal estratégico de la empresa. (Actualmente Campero enfrenta en el país una competencia por costos  con otras marcas de venta pollo, sin embargo sigue siendo un buen ejemplo local y conocido por todos los guatemaltecos, sobre la importancia de decidir a nuestros socios comerciales).

Hay muchos otros ejemplos  sobre lo fundamental que fue para determinadas empresas iniciar con la asociación adecuada. Apple por ejemplo (dominante en tecnología a nivel mundial), esta cimentada en sus inicios por dos socios amigos: Steve Jobs y Steve Wozniak. La idea original de McDonald´s  fue creada por los hermanos Richard y Maurice McDonald  luego vendieron el modelo de negocio a Ray Kroc quien dijo: “nunca haber visto algo igual”, cuando visitó el primer y único restaurante que los hermanos McDonalds tenían.  

En la actualidad se desarrollan programas a nivel mundial que buscan la asociación entre la persona que tiene la idea y conocimiento técnico y quien tiene el capital, conocidos como los StartUp. No importa la estrategia a la que recuras para buscar a tu socio, si piensas en un compañero de la universidad, en tu mejor amigo o amiga de la niñez o en algún familiar. Solo analiza si puedes mantener una relación comercial permanente con esa persona, si no corres el riesgo de perder tiempo y dinero.

Entonces si eres emprendedor y estas iniciado una idea de negocio, toma en cuenta lo importante que es la decisión de seleccionar a tus socios comerciales, si quieres que la empresa trascienda por generaciones y sea muy rentable, tienes que estar dispuesto a “casarte” con ellos, porque formaran parte fundamental en la cadena de valor, para que tu idea se realice con éxito.

Referencias:
Forbes Greatest Business Stories of All Time. Escrito por: Daniel Gross
www.campero.gt (Historia y Visión)
www.corporacionmultiinversiones.com (Historia y Visión)

port26102.jpg
Resumen
Quiero empezar el articulo haciendo referencia al título del mismo, para algunos lectores puede parecer una analogía ilógica y hasta ofensiva por su comparación. Sin embargo hay que explorar la idea que está detrás en una persona cuando se encuentra soltera…

Liderazgos 360 ¿En qué aportan?

Hace aproximadamente 3 años tuve la oportunidad de conformar un grupo de lectura en el que discutíamos libros escritos por John Maxwell. Entre ellos leímos y discutimos el libro Líder 360 grados.

Cuando terminamos el análisis determinamos que la idea principal que desea transmitir el autor es, que no importa la posición en la que nos encontremos en una organización porque nuestro liderazgo puede ser desarrollado y lograr influenciar en las ideas centrales de la misma.

Sin embargo personalmente durante los 3 años de experiencia laboral que he tenido, luego de salir de la Universidad, he logrado intuir que para ser un líder 360 grados no solamente hay que tener la capacidad de persuasión en todos los niveles de la empresa, sino que hay que mostrarse humilde para aprender de todos los niveles de la organización, no importando nuestra posición. Aún más cuando somos los que toman las decisiones finales. Hay que entender que la mejor idea puede estar desde los puestos operativos hasta los estratégicos, por lo tanto tenemos que desarrollar liderazgo en todos los niveles lo cual permitirá que las ideas fluyan.

Entonces ¿qué es un líder 360 grados?

En esencia, es una persona que tiene la capacidad de influenciar en todos los niveles de la empresa y, aprender también de todos, no importando su posición.

Iniciemos con los puestos operativos que están en la parte inferior jerárquica de la compañía, respondiendo día a día con tareas automatizadas y que al parecer requieren de menor criterio de decisión. Sin embargo, es el área donde pueden surgir las ideas que pueden cambiar la estrategia de una empresa o representar una mayor utilidad al establecer un buen sistema operacional que ahorre costos y mejore la economía de la empresa.

Por esta razón si te encuentras en algún puesto de estos, no dudes en transmitir tus inquietudes y de aportar ideas de mejora a los procesos que realizas día con día, porque seguramente llegará el día en el que seas transferido a un puesto mayor con más campo de acción y no será una casualidad, sino que al notar tu proactividad y tu disponibilidad al cambio se te confiará más.

En Guatemala son pocas las empresas que tiene un sistema que promueva las ideas desde los puestos operativos, pero si las hay. El más claro ejemplo es Banco Industrial que actualmente desarrolla su programa llamado Productividad: es un programa en que todos los colaboradores de la corporación, no importando su puesto, pueden enviar a un correo especifico sus ideas sobre cómo mejorar el área en la que se encuentran, buscando ser mejores como entidad y ahorrar recursos o sirviendo mejor al cliente. Las propuestas llegan directamente al presidente de la corporación, de esta forma se desarrolla el liderazgo en todos los niveles y hace que el colaborador se sienta partícipe de las decisiones que se toman.

A nivel global el ejemplo más común sobre el desarrollo del colaborador en  ideas es Disneyland, una empresa que tiene como política que su primer cliente es el cliente interno (el colaborador), por lo tanto todas las ideas son importantes.

En segundo lugar se encuentran las subgerencias. Seguramente las personas que se desarrollan en estos niveles se identifican más como lideres 360 grados, porque tienen personas bajo su cargo pero también superiores de quienes reciben instrucciones y compañeros de otras gerencias. Haciendo una comparación con el fútbol, ellos son los mediocampistas, quienes tienen la tarea de recibir las ideas de la parte inferior del campo y trasladarlas hacia arriba, aunque siempre es el delantero por lo general quien  se lleva todos los elogios por los goles anotados, el pase del balón y la forma en que llega al delantero tiene un peso muy importante para que este pueda realizar un gol.

Con esto explico que la tarea de las subgerencias en las organizaciones es hacer que las ideas y el trabajo de sus subordinados lleguen de la mejor forma a las gerencias. Un ejemplo también lo constituyen los jóvenes recién egresados de la universidad, seguramente se encuentran en situaciones similares, al entrar al mercado laboral se tiene todo el deseo de  poner en práctica lo aprendido y que se les  consulte en cada decisión importante que toma la organización, sin embargo seguramente por la inexperiencia no será así.

Se puede ser un abogado brillante graduado con honores pero al entrar a una firma no será tomado en cuenta solamente por sus notas, su capacidad para exponer sus ideas, tomar liderazgo y hacer que influyan en los abogados más antiguos del buffet, harán que tome parte en los casos más importantes, se puede tener todo el conocimiento pero si no se desarrolla liderazgo el campo de acción será mínimo.

Por último se encuentran los puestos gerenciales, los estratégicos, los tomadores de decisiones. Como mencionaba al principio, ellos también necesitan desarrollar un liderazgo 360 grados, aunque ya no hay más niveles hacia arriba, si  tienen mucho que aprender hacia abajo y seguramente todo un mercado al entorno del cual se tiene que aprender y en ese entorno se encuentra su competencia.

Por lo tanto, los líderes tomadores de decisiones tienen que desarrollar la capacidad de aprender de los niveles más bajos de la empresa, desde  los operativos, de los técnicos y sub gerentes, no se sabe de dónde puede surgir la mejor idea, la que puede salvar el mercado, colocar a la empresa en una mejor posición o cambiar un proceso que resulte de beneficio para las utilidades. Al final las personas que están en el día a día son quienes resultan conociendo más las organizaciones. También tienen que estar muy atentos en la industria que se desarrollan, observar a la competencia y tener la sabiduría de aprender de ella.

Entonces si estás en el mercado laboral y ocupas algún puesto operativo, técnico o gerencial en una organización aprende a desarrollarte como un líder porque en todos los niveles son necesarios. Si estas emprendiendo tu negocio o ya lo tienes establecido, toma el consejo de John Maxwell y esfuérzate por desarrollar y establecer una cultura de lideres 360 grados que delegue responsabilidades claras en todo tu personal. Así tendrás más tiempo para ti y para los aspectos de crecimiento de tu empresa.

Referencia principal: Libro: Líder 360 grados por John Maxwell.

portadalideres.jpg
Resumen
¿Qué es un líder 360 grados? En esencia, es una persona que tiene la capacidad de influenciar en todos los niveles de la empresa y, aprender también de todos, no importando su posición. Iniciemos con los puestos operativos que están en la parte inferior jerárquica de la compañía…