Identificando a un emprendedor

Cuando se habla de un “emprendedor”, suele ser común reconocer en ellos ciertos rasgos que lo caracterizan. Desde su “forma de pensar” hasta su “forma de actuar”. Suelen ser un poco distintos en las metodologías que utilizan en el “proceso de toma de decisiones”. Normalmente, los emprendedores tienen rasgos y mentalidades asociadas entre personas normales y personas algo obsesivas. Claro es  que un emprendedor no solamente se le etiqueta como “emprendedor” por el hecho de tener brillantes ideas que sustituyen o innovan procesos. Tal etiqueta se le da a aquel que realmente “lleva a cabo o ejecuta” sus ideas. No es meramente el simple hecho de “tener ideas”. De ahí el derivado mismo de “Emprender…”.

Suele suceder que los emprendedores son casi siempre natos. Aunque hay excepciones donde con la práctica y el enfoque correcto, una persona puede convertirse en uno de ellos. Lo cierto es que no podemos alejarnos del hecho que los emprendedores tuvieron o tienen en algún momento de su vida, alguna referencia del pasado en cuanto a un mentor o fuente de inspiración que despertó en ellos “esa chispa de acción”. Por lo que insisto, no podemos alejarnos del rasgo de analizar “sus antecedentes”.

Muchas personas que deciden emprender son personas que se desarrollaron o tuvieron influencia familiar en el entorno de los negocios, y por ende es fácil descubrirlos mediante una mentalidad con impulsos naturales para “ejecutar”. Adicionado al análisis de esta característica, podemos argumentar que son personas que constantemente tienen una búsqueda interna por “respuestas”; Poseen una curiosidad muy profunda en diversidad de temas y son capaces de sostener conversaciones amplias, con criterios sumamente respaldados. ¡Claro, a algunos emprendedores se les reconoce por el hecho de emprender por alguna necesidad o carencia económica! Son personas cuya creatividad los ha llevado a solventar sus escenarios personales. Otro; simplemente por el mismo deseo personal de potencializar su habilidad empresarial.

Son personas confiadas, creyentes de sus ideas y valores. Otra característica vital e intrínseca que los caracteriza es que son extremadamente positivos. El factor “riesgo” en ellos, se vuelve un término sin intimidación en su balanza. Sostienen “pasión” por lo que hacen y son frecuentemente deliberados en sus acciones. Dada a la mentalidad creativa que poseen, son capaces de re-direccionar situaciones buscando siempre opciones de alternatividad con cierta naturaleza nata en ellos.  Observan desde otro algunos, con otros prismas…

Otra característica más en la lista constituye el hecho que expande brechas entre círculos de personas que de alguna u otra manera hagan apalancamiento con sus objetivos. El emprendedor entiende que necesita de otros en el eslabón de metas para lograr crecimiento. Por ende, sus círculos de Networking siempre están en constante variando. Llevan a constante práctica sus roces multidisciplinarios y cualitativos.  En cuanto al liderazgo, son buenos líderes espontáneos.  En el ambiente laboral, no manejan “horarios”. Saben y están compenetrados en sus actividades. Esto, viene a ser un poco delicado, pues sus costos de oportunidad normalmente se pagan alto, pero para ellos, el valor presente, representa un valor futuro recompensado.

¿Son reconocedores de oportunidades y de momentos “Eureka”? ¡Sí, sin duda alguna! Constantemente su creatividad los hace despertar a escenarios donde con facilidad pueden propiciar nuevas soluciones. Aunque estas, no siempre sean acertadas.  Poseen una moral de responsabilidad alta, normalmente un poco más elevada a la del estándar pues tienen mucha facilidad de compromiso y compenetración para terminar lo que inician.

Son soñadores, activistas y pro de su entorno.  Y personalmente sostienen admiración por diversidad de afinidades que de una u otra forma complementan su personalidad y su ferviente búsqueda de saciar curiosidad.  Son determinantes hasta poder caer en necedad.  Buscan sus propias fuentes de financiamiento. Toman responsabilidad y accionan.

Y por último el “NO”, no existe en su terminología cotidiana.

Los emprendedores se reconocen entre sí, se adicionan valor, mantienen un pacto de compatibilidad leal muy curiosa. En fin, se reconocen entre “sui generis”. Es decir, entre los de su especie.

Emprender es iniciar una chispa donde otros no vieron “luz” 

portadaemprendedor.jpg
Resumen
Cuando se habla de un “emprendedor”, suele ser común reconocer en ellos ciertos rasgos que lo caracterizan. Desde su “forma de pensar” hasta su “forma de actuar”. Suelen ser un poco distintos en las metodologías que utilizan en el “proceso de toma de decisiones”. Normalmente los emprendedores…

Calidad, el factor que hará la diferencia en tu empresa

Según el portal Decide Ser Grande “calidad” es “una herramienta básica para una propiedad inherente de cualquier cosa que permite que la misma sea comparada con cualquier otra de su misma especie”

La palabra calidad tiene múltiples significados. De forma básica, se refiere al conjunto de propiedades inherentes a un objeto que le confieren capacidad para satisfacer necesidades implícitas o explícitas. Por otro lado, la calidad de un producto o servicio es la percepción que el cliente tiene del mismo, es una fijación mental del consumidor que asume conformidad con dicho producto o servicio y la capacidad del mismo para satisfacer sus necesidades.

Hoy en día con la creciente y exigente demanda de la diversidad de clientes, las empresas no sólo se ven en la necesidad de proporcionar un excelente producto o servicio, sino de  proporcionar el valor de “la calidad” como parte diferenciadora de sus posibles competidores, esto con el fin de mantener la fidelidad y preferencia del cliente.

Se puede establecer que “la calidad” es algo que se estaba dispuesto a pagar de manera adicional aunque implicara un “mayor costo”. Hoy día, la calidad ya es parte de un producto o un servicio pues el mercado mismo lo ha ido exigiendo dado a que cada vez más las costumbres y preferencias de los clientes son más sofisticadas y de mayor status.

El consumidor, por el mismo bombardeo publicitario, fácilmente puede distinguir entre una cosa y la otra. Es muy notorio ver cómo a veces el cliente decide dejar la prioridad del “costo” en un segundo plano con tal de obtener un producto o servicio comprometido y que esté garantizado por ése extra que se esté dispuesto a pagar.  Con ello, también las empresas se aseguran de permanecer y tener aún más la deseada y proyectada presencia en el mercado.

¿Dónde comienza “la calidad”?

Hablar de “calidad” no es solamente un término de factor externo, es un término de factor interno que se refleja a través de cada minuciosa área de la organización, desde la producción hasta la entrega final del producto o servicio.  Esto abarca desde su personal hasta los intermediarios con quienes se trata. Mantener una calidad es mantener también la confianza de los propios empleados con relación a la confianza del producto o al servicio mismo. Entre más energía se intercambie a través del contagio armonioso de sus elementos claves, más fluirá la imagen de esta.

En el proceso están involucrados los supervisores o jefes inmediatos que tienen a su cargo la importante función de dirigir de manera espontánea y no forzosa los procesos necesarios para lograr los objetivos de la empresa. Si su personal está capacitado, comprometido, energético y focalizado en  la cultura de servicio de la empresa, se logrará acentuar un escenario mucho más claro sobre la dirección de la empresa; y por ende, se cumplirá con la finalidad de proporcionar productos y servicios no sólo de calidad material, sino de cultura organizacional.

¿Quién es el factor clave en deliberar “la calidad”? ¡El cliente!

Absolutamente en todo momento, el cliente es la fuente principal de información con la que se pueda contar pues podrá proporcionar retroalimentación en todo momento. El cliente es la parte vital que nos puede proporcionar directrices y vías de mejoramiento a cada paso. La calidad; al igual que todos los procesos, requiere constante mejoramiento y evolución; y por ende, constante supervisión. Recordemos que en todo momento, el cliente tiene la razón y las empresas se deben a estos.

El cliente no solamente se mantiene leal a un producto o servicio por su precio, el cliente verdadero, el que regresa y se mantiene de nuestro lado es aquel ha sabido identificar que la calidad es una calidad integral que viene de la mano desde su personal capacitado, desde la innovación y que finalmente hace que el servicio o producto sea uno íntegro valiendo la pena pagar no sólo un precio, sino un valor diferenciador.

Desde una sencilla palabra como: ¡Bienvenido!, hasta un “¡Gracias por preferirnos, esperamos que vuelva!”, hasta una calidad frase “¿en qué le podemos servir?”, hace memorable la imagen de la empresa.  En todo momento, debemos de proporcionarle al cliente una perspectiva de valor que en su mente pueda ser el factor decisivo ante la competencia.

PORTADAQUALITY.jpg
Resumen
a palabra calidad tiene múltiples significados. De forma básica, se refiere al conjunto de propiedades inherentes a un objeto que le confieren capacidad para satisfacer necesidades implícitas o explícitas. Por otro lado, la calidad de un producto o servicio es la percepción…
Fotografía por
www.qualitysupportgroup.com

¿Tienes carácter emprendedor?

¿Te has preguntado alguna vez si el “carácter” es importante? ¡Estoy segura vas a coincidir conmigo en la respuesta! ¡Por supuesto que sí; y no hay ni existirá jamás, duda alguna en cuanto este planteamiento!

Si hay algo que va a ayudarte a derribar cualquier límite en la vida es el denominado “carácter” que has formado a lo largo de toda tu vida. ¿Te has preguntado por qué algunas personas son tan amigables, que tienen cierta “magia” que atrae, cierto carisma que hechiza y se hacen memorables? Desde temprana edad seguramente has notado que hay “líderes natos” en tu grupo, que aunque no hayan sido los mejores de clase, son los que siempre tuvieron poder de convencimiento en el manejo de grupos. ¡Esto es gracias al carácter que has cultivado y que podemos decir que es algunas veces “nato” y algunas veces “instruido” por los mismos padres o nuestros educadores. 

Algunos definen el “carácter” como: “La manera en cómo la persona reacciona habitualmente frente a una situación dada, en cierto tipo de circunstancia o coyuntura. Y la forma de expresar esta manera de reaccionar, es señalando que la persona posee tal o cual perfil, característica o inclinación. Por ejemplo, se dice de una persona a quien le gusta servir y ayudar a otros, que la misma es generosa, altruista, bondadosa y servicial. Y por su parte, alguien que es muy riguroso y estricto con lo que dicen y hacen otros, si es que se expresan y actúan de una forma que no es de su agrado, y si esta molestia, fastidio y/o enfado lo mantiene por largo tiempo sin olvidar y sin perdonar, bien será calificado de rencoroso”

Podemos decir entonces que el carácter va asociado con la capacidad de liderazgo y de conducta personal que encamina hacia el éxito mismo o hacia el fracaso. Si tratamos de analizar el origen del carácter, encontramos su nacimiento en el ambiente en el que fuimos expuestos y creados desde niños. Y claro, éste también va sufriendo alteraciones y adaptaciones en el camino. Está arraigado a principios, a bases morales y valores. Vale la pena adicionar que las mismas experiencias que la vida te ha presentado van adaptando tu carácter. La percepción de definir si una persona tiene un buen o mal carácter, está básicamente originado desde cómo visualiza y percibe el mundo.

Ralph Waldo Emerson define que “el carácter es más alto que el intelecto”, y es por ello, muchas veces su desempeño habitual dependerá en gran parte de la forma cómo mejor decidas reaccionar ante los escenarios. Si analizas el perfil de una persona exitosa en los negocios, encontrarás que son definidos por una serie de características que han logrado dominar mediante la práctica del buen positivismo, inclusive del mismo fracaso y va también sumamente ligado a la inteligencia emocional, indistintamente de su capacidad intelectual.

Tal es el caso de los emprendedores que están programados para asumir riesgos y adversidades y que muchas veces presentan poca preparación académica. Han adoptado una filosofía de vida sana que los hacen receptores de todo tipo de circunstancias. Una persona de negocios, sabe que tener un carácter fuerte lo predispondrá a resultados favorecedores. Es decir, le permitirá estar más aperturado y dispuesto a pensar en alternativas, a tomar las decisiones más idóneas y si no certeras; al menos íntimamente ligadas a un buen resultado. Esto es, adoptando una inteligencia cognitiva que lo hace favorecedor y merecedor de recepciones externas  sumamente positivas. Y por ende; este mismo patrón de enfoque, le proporcionara una correcta forma de actuar siempre. Y siempre, le resultará muy fácil reconocer si comete errores y por ende; enmendarlos.

¿Qué acompaña el carácter? La honorabilidad, la disciplina, la integridad, la conducta, el desapego de paradigmas, etc.

¡Una persona de buen carácter, es congruente entre lo que dice y hace!

¡No hay duda!

portada.jpg
Resumen
¿Te has preguntado alguna vez si el “carácter” es importante? ¡Estoy segura vas a coincidir conmigo en la respuesta! ¡Por supuesto que sí; y no hay ni existirá jamás, duda alguna en cuanto este planteamiento! Si hay algo que va a ayuduarte a derribar…

¿Qué hacen las personas exitosas?

¿Qué es el Éxito? La palabra “éxito” proviene del latín “exitus”, que significa “salida” y por ende se dice que éxito hace referencia al resultado final y satisfactorio de una actividad. Es “éso” tan resonante que todos buscamos y que esperamos alcanzar; pero, que no todos logran por falta de práctica comprometida. El éxito es un término sujeto a cada quien. Para unos, es el estado de disfrutar lo que hacen y para otros está sujeto a un factor económico. En sí, el término depende del estado satisfactorio que cada quien decide alcanzar mediante objetivos.

Entonces, ¿qué hacen las persona exitosas?

Practican la gratitud 

Las personas exitosas constantemente están agradecidas por lo que tienen y por lo que logran. Son personas con hábitos de visualizar más allá de un primer plano. Se dice está frase a menudo: “Solamente con gratitud vemos la abundancia”, es decir, cuando las personas se enfocan más en lo que tienen que en lo que les hace falta, se permiten explotar de mejor manera sus recursos presentes. Estar agradecidos, permite ser creativos con lo que se tiene y permite desatender las carencias. Concentran su energía en dar y así reciben. Su mente se suelta con mayor facilidad  y  por ende; el tan famoso efecto “boomerang” les concede programarse aún con mayor energía.

Son de actitud positiva

Las personas exitosas tienen la capacidad de percibir toda circunstancia como un escenario (plataforma) de desarrollo y crecimiento, además son personas que aprenden y absorben en todo momento. Parte de la sabiduría humana es tener una percepción amplia sobre las situaciones. Es muy fácil enfocarse en cómo los planes que teníamos no salieron como esperábamos, en cómo esa gran idea no resultó tan buena como habíamos planificado, en que “x” o “y” persona nos canceló para cierta actividad. Es preciso que en la práctica para alcanzar el éxito, nuestra mente esté  100% dispuesta para enfrentar cualquier tipo de resultado. La mentalidad de una ganador es la de transformar los momentos.

Aplican la inteligencia creativa

 Las personas exitosas tienen una capacidad de respuesta creativa ante todo lo que enfrentan. Ser creativos no se trata únicamente de ser un generador de ideas, ser creativo es saber actuar, saber tomar decisiones idóneas, solventar problemas y, por ende, reaccionar. Una persona creativa es aquella que sabe qué hacer con sus recursos. Sabe vender sus ideas pues “cree” en ellas.  La creatividad va de la mano con los “objetivos” que se deseen alcanzar. Una persona creativa está siempre programada para buscar soluciones o medios que le permitan jugar con sus estrategias para llegar a sus objetivos, no importando el grado de dificultad. 

Creen fielmente en ellos mismos

“Usted es tan grande como sus pensamientos”. Esa frase es tan constante en nuestros días. Una persona exitosa sabe que se precisa de objetivos para lograr las metas. Entonces, no importa que le digan que va contra de la corriente o que sus ideas son descabelladas. Todas nuestras necesidades cumplen una función en nuestra vida. Dichas necesidades deberán cumplir con un objetivo y satisfacer lo que se desea. Por tanto, debe ser el No. 1 en mantenerse fiel y creyente de lo que desea alcanzar. En nuestra cotidianidad es tan fácil dejarse llevar por estímulos negativos que contaminen e interfieran lo planificado. 

Se arriesgan 

Una persona exitosa sabe que para ganar hay que perder. Es importante que su mente esté programada para asumir riesgos al momento de tomar decisiones. Todos, absolutamente todos, queremos no equivocarnos, Sin embargo debe hacer del “miedo” un aliado estratégico.  ¿Por qué? Porque el miedo es una reacción humana muy normal. El miedo precisamente se da porque hay incertidumbre en las cosas y por lo tanto, es una limitante mental. Es inevitable no sentir miedo ante ciertas situaciones, pero debe entender que no todas las decisiones que tome en la vida van a ser siempre las correctas, se equivocará muchas veces y con ello puede decidir “tirar la toalla” o seguir de frente.

Nuestra sociedad impone el “fracaso” como una sombra o un fantasma que nos aterra y nos puede llevar a rendirnos.  Recuerde que lo opuesto al éxito es el fracaso y por naturaleza vamos a visualizar estos dos términos como extremos; sin embargo, debemos visualizarlos como términos que están entrelazados y que dependen uno del otro. Lo importante es que el miedo no le impida o le frene. El peor riesgo que podamos correr es no arriesgarnos del todo en la búsqueda y cumplimiento de nuestros deseos.

Finalmente, una persona creativa aprende de sus errores, es congruente entre lo que dice y hace, reconoce que el éxito es aplicable en todos sus sentidos de vida tanto en planos personales y profesionales, es una persona integral. Una persona exitosa encuentra la felicidad al ser agradecida y sabe perfectamente que para ser exitosa no debe ser una persona perfecta; más bien, una persona que comete errores para aprender y ser mejor cada día en lo que desea alcanzar.

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse” Winston Chuchill

portadaexito.jpg
Resumen
¿Qué es el Éxito? La palabra “éxito” proviene del latín “exitus”, que significa “salida” y por ende se dice que éxito hace referencia al resultado final y satisfactorio de una actividad. Es “eso” tan resonante que todos buscamos y que esperamos alcanzar…

La importancia de las personas creativas en las empresas

Vivimos en un mundo “creativo” donde día a día nuestra toma de decisiones es basada en este factor estando o no, conscientes de ello. Hablar de una persona creativa es hablar de una persona que sabe apostarle a las cosas independientemente de lo que se trate.  Hablar de creatividad es hablar de “positivismo”. ¿Por qué? Porque una persona abierta a posibilidades siempre va a aportar una mejora de solución ante cualquier escenario que se presente.

Siempre se ha discutido el tema de que si una persona creativa posee esta capacidad nata o si en su efecto, se puede aprender, practicar e instruir. Como todo en la vida, esta capacidad puede ser muy propia de cada persona; sin embargo, conforme las experiencias que vaya teniendo que afrontar, usted puede profundizar en esta capacidad.  La creatividad se ha vuelto una capacidad u habilidad exigente, vital y necesaria para la cotidianidad. Es lo que permite al ser humano progresar y variar su dinamismo de comportamiento. Si analizamos el “actuar” de una persona creativa, notaremos que es una persona que fácilmente se adaptada a las circunstancias y difícilmente se dará por vencido ante los obstáculos. Al contrario, repara nuevas fuerzas y sigue adelante. Un proverbio chino dice: “Crisis es Oportunidad”; entonces, ser creativo se vuelve una filosófica práctica de vida.

Conforme una persona va aplicando la creatividad en su toma de decisiones, verá un camino más abierto, más dinámico y variante. No se vuelve tan rígido ante las circunstancias y por sobretodo; obtendrá ventajas sobre los demás pues identificará soluciones de forma más ágil y rápida. Todos, somos creativos hasta cierto punto. Y no tiene que ver con saber dibujar, pintar o tocar un instrumento. La creatividad va más allá de un primer plano de talentos, la creatividad es una “capacidad aplicada” capaz de transformar situaciones.

Por ello, es de suma importancia que cualquier persona ante la supervisión de otros, sepa motivar, orientar y encaminar a los demás de forma espontánea y creativa. Y con ello, nos adentramos a una sin fin de características que deben ir amarradas o en cadena con este potencial. El liderazgo es uno de los más importantes. ¿Por qué? Porque hacen que los demás aporten y sean receptivos ante los escenarios.  Una persona creativa ante un equipo de trabajo estará segura que sus subalternos proporcionaran respuestas de cambio que emocionalmente sean positivas. Un empleado positivo estará abierto siempre a participar, a proveer y a dar mejores alternativas en los procesos organizaciones. Difícilmente se quedará fuera de participar porque saber que espontáneamente; de forma natural sin coacción, al ayudar a mejorar su entorno, mejorará el suyo también.

¡Una persona creativa, es aquella que CREA valores agregados a las circunstancias! Nadia Arévalo.

CREA.jpg
Resumen
Hablar de una persona creativa es hablar de una persona que sabe apostarle a las cosas independientemente de lo que se trate. Hablar de creatividad es hablar de “positivismo”.

La mejor manera de predecir el futuro es crearlo

¡La mejor manera de predecir el futuro es crearlo!
 

No existe secreto alguno para alcanzar el éxito. El éxito es tan palpable y tan predecible que está a disposición de todo aquel que lo invite a su paso.  La vida nos presenta muchas situaciones que en determinado momento, una decisión cambia de manera radical nuestras vidas y es por ello que es preciso establecerse metas para no enfrentarse con sorpresas en el camino. Si bien el futuro no se puede saber con exactitud, si se pueden prever escenarios.

La meta de obtener un título universitario es para muchos un sueño, aún a pesar que hoy en día hay mucha más flexibilidad y oportunidad y para algunos, un simple pasaporte más que obtener en la vida. Esta última opción es la que todas las personas debiesen llevar en su mente. Descubre a tu paso cada una de las inquietudes que tengas, búscales una respuesta y ponlas en marcha. La constancia, la disciplina, la entrega y el amor  por lo que hagas se refleja en tu esfuerzo.

¿Cómo comenzar…?
 

Personalmente, el combinar un trabajo con una carrera universitaria es fundamental, ya que, el valor agregado que proporciona es indiscutible. Nuestro medio proporciona una amplia diversidad de preparación para todas las áreas. Tu trabajo y quizá lo más complicado será decidir sobre qué clase de  profesional quieres ser. Analízate a ti mismo, traza metas, mide tu esfuerzo y empeño a cada paso y verás como todo es premiado.

Consideraciones.
 

Un factor muy importante que debes tomar en cuenta es: ¿qué es lo que quieres para ti en un futuro? ¿Piensas tener tu propio negocio algún día? ¿Deseas una carrera que apoye tu trabajo actual? ¿Deseas una carrera en la que puedas especializarte?

Lo más importante y fundamental es que cualquier carrera que desees emprender la hagas con dedicación. Recuerda que estarás sembrando tu futura cosecha, por lo que deberás preparar un terreno fértil.

Puntos de reflexión
 

La vida es tan sencilla como tú la quieras ver. “Debes apuntar a la luna y si no caes en ella, ten por seguro que caerás en las estrellas”, dice una frase. La confianza en ti mismo es la llave que te permitirá abrir un sin fin de puertas. Un atajo esencial que muchos olvidan es que todo está en la “visión” a la que desees encaminarte. El tiempo siempre va a correr, pero nunca regresará.

¡Alcanza una meta para inmediatamente continuar con otra. Tu horizonte es tan grande como tú lo quieras ver!  ¡Éxitos!

¡Enfócate y ve  tu horizonte!

“La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo.”
Galileo Galilei.

000.jpg
Resumen
No existe secreto alguno para alcanzar el éxito. El éxito es tan palpable y tan predecible que está a disposición de todo aquel que lo invite a su paso.

LA MUJER UNIVERSITARIA

Secretarias, Asistentes Ejecutivas, Directoras, Gerentes, Promotoras, Vendedoras y Presidentas de Corporación, son algunos de los títulos que a la mujer en nuestro medio se le atribuyen. Al remontamos atrás en el tiempo, con tristeza se sumerge nuestro pensamiento al revivir las circunstancias limitadas que la mujer enfrentaba con relación al derecho del estudio e instrucción.

Hoy día, la mujer lleva en sus hombros una doble carga. Una carga que sin bien es dura y ardua, no significa una barrera y un obstáculo para seguir adelante forjando horizontes sólidos para quienes vienen detrás. Admirable ejemplo el siguiente…

….Son las 5.30 a.m. y Karla se levanta luego de haber dormido unas cuantas horas luego de lograr que su hijo menor se sintiera aliviado de la fiebre que un resfriado incómodo le ha dejado. Con cansancio y aún con sueño se dirige a tomar un ligero baño para luego preparar la lonchera de Carlos, su esposo y la suya. Con tan poco tiempo Karla es ya una experta en alistarse para ir a la oficina no sin antes esperar que María, su doméstica, llegue a casa para cuidar de Carlitos. La tristeza y la aflicción le embargan en su mente y sobretodo  en su corazón. Dejar a un hijo enfermo en manos de otro, no es la mejor opción para una madre. Nadie como el cuidado de ella.

En  pocos minutos prepara el desayuno de Carlos, y ella, apenas prueba un panecillo y toma un poco de jugo que lamentablemente deja en la mesa sin acabar.

Dado a su arduo trabajo, dedicación y esmero,  ha obtenido un ascenso. Un ascenso que le roba un poco más de tiempo en compartir con su familia; ya que, el nuevo puesto de Supervisora de Personal le exige quedarse dos horas extras diarias para verificar un número aproximado de 75 empleados. Ella sabe perfectamente que todo esfuerzo tiene su recompensa y confía que con el tiempo, las cosas irán mejorando ya que su compromiso de ser madre a una temprana edad le limitó por cierto tiempo sus estudios. El no haber logrado concluir una carrera universitaria hace unos años  fue un pequeño desaliento frustrado que hoy, ya no es más que un vago recuerdo. Karla estudia actualmente el último trimestre de la Licenciatura en Administración de Empresas. Hace cuatro años logró iniciar un sueño que hoy por hoy, ve orgullosamente cumplido.

…Al llegar a casa, su único deseo es ver a Carlitos y regocijar su corazón al saber que está mejor de salud. Logra que se duerma e inmediatamente enciende el computador y entre papeles y apuntes se dirige a realizar un ejercicio que deberá entregar el fin de semana.  Se ha topado con situaciones de desvelos y muchas veces las discusiones conyugales le han desmoralizado, pero sabiamente ha repetido una y otra vez esta frase en su mente “crisis es oportunidad” y vuelve a tomar las riendas de valentía y sigue adelante. Poco a poco logra ver su horizonte. El día ha acabado para Karla, pero mañana le toca otro. Otro, que le dejará nuevos alientos para el siguiente día.

Como Karla, son muchas las mujeres admirables que día a día  toman las oportunidades que la vida le proporciona. En nuestros días, sobran las opciones para todos aquellos que deseen con voluntad superarse y prepararse. La decisión es inherente en cada quien. En el pasado, la mujer nunca, por decisión propia, se negó a estudiar, es preciso aclarar que…la limitaron. Hoy en día la mujer con resultados fructíferos ha logrado ocupar el lugar que se merece.

¡Hoy en día, la mujer al igual que el hombre tiene la opción de elegir y decidir!

2.jpg
Resumen
Secretarias, Asistentes Ejecutivas, Directoras, Gerentes, Promotoras, Vendedoras y Presidentas de Corporación, son algunos de los títulos que a la mujer en nuestro medio se le atribuyen.

LA MUJER EN EL SIGLO XXI

La mujer ha estado en el mundo de la administración desde el inicio de todo, habiendo fundado como primer elemento de la organización la “administración del hogar”. Si hacemos comentario breve del pasado, estamos acostumbrados a escuchar que la mujer estaba limitada a lavar, planchar, coser, limpiar, cocinar y hacer las distintas tareas del hogar.

Aquellos años egoístas de subdesarrollo que limitaban al ámbito femenino, que castigaban y menospreciaban su capacidad. A la mujer en sus inicios, le era prohibido estudiar y participar en roles que estaba destinados estrictamente para el hombre. Recordemos el 8 de marzo del año 1908 cuando  40,000 costureras industriales de grandes fábricas se declararon en huelga para exigir el derecho a percibir mejores salarios y una jornada de trabajo normal y no extensa, que consumía la capacidad de cualquier ser humano. Exigían entrenamiento vocacional y el rechazo al trabajo infantil. Durante la huelga, la historia no tiene un dato exacto sobre el total de mujeres, pero se cree que entre 129-150 trabajadoras murieron quemadas en por un incendio en el interior de la fábrica Cotton Textile Factory, en Washington Square, Nueva York. Ellas habían sido encerradas para forzarlas a permanecer en el trabajo y evitar que se unieran a la huelga.

Conforme van avanzando los distintos procesos de cambio social, la mujer ha logrado, no sólo integrarse en distintos campos, como el laboral, cultural, político y religioso, sino lograr espacios propios para demostrar capacidad y generar oportunidades de igualdad.

Hoy en día estudios demuestran que la mujer ha logrado obtener puestos de poder en todos aspectos. Desde ser formadora de principios en el hogar, esposa, madre, trabajadora y educadora de la vida. Hemos denotado una era actual donde la mujer ha participado activamente en la política generando leyes y derechos para con ella y sus descendientes. Habiendo logrado con éxito muchos elementos de cambio  actuando como ente fundamental de transformación en diversos escenarios sociales. Cabe destacar que la mujer no únicamente lucha por defender sus derechos sino los de su familia.

Se debe tener presente que en lo que va de la historia muchas mujeres han sido protagonistas de cambios permanentes en la sociedad. Habiendo sido máximos personajes de exponencia en el desarrollo mundial, siendo estas empresarias y líderes, pero sobre todo, educadoras y engendradoras de vida.

Lamentablemente hemos tenido que encontrar obstáculos en el camino, como la violencia familiar, el acoso sexual y la discriminación de género. Sin embargo, con la frente en alto hemos demostrado la capacidad que se nos ha exigido, logrando así crear un balance generador de la economía y estabilidad social tal como debe ser. 

Atrás quedaron esos días; sin embargo, aún sigue vivo ése fantasma denominado “machismo” que nos trata de cerrar las puertas. Pero recordemos que este nada más será una sombra del pasado pues poco a poco se ha ido desvaneciendo para  lograr el reconocimiento del cual somos merecedoras.

6.jpg
Resumen
La mujer ha estado en el mundo de la administración desde el inicio de todo, habiendo fundado como primer elemento de la organización la “administración del hogar”.

ELIMINE LA RESISTENCIA AL CAMBIO

“¡No sé cómo hacerlo!”, “¡No sé para qué debo hacerlo!”, “¡Realmente crees que me va a  ayudar?”, …”No podremos hacerlo”, “Es imposible”, “No nos acostumbraremos”, “Mejor más adelante lo hacemos”, etc.  ¿Ha escuchado estas frases en sus equipos de trabajo? ¡Por supuesto!  Es una reacción normal a lo que desconocemos que está  por venir.

Son frases familiares de oposición al cambio. Parte de los problemas empresariales con los que significativamente supervisores, gerentes y jefes inmediatos deben enfrentarse día a día, es la barrera que crean los equipos de trabajo para oponerse “al cambio”. Como ejemplo citemos un cambio tecnológico, la introducción de maquinaria en los procesos de producción o uno operacional: Introducción de nuevos  procesos en las áreas administrativas.

Se debe tomar en cuenta que el cambio es provecho para adaptarse al entorno. De lo contrario, se crearía un estancamiento de procesos repetitivos que no permitirían el avance individual perjudicando en el avance global de la organización.

Algunos factores considerados como características que crean barreras entre la manera actual de desempeñar una tarea y la forma propuesta de cambio podemos analizar los siguientes:

Incertidumbre, Inseguridad, Inercia, Conformismo y Temor.

En el caso de la “Incertidumbre y la inseguridad”, se establece que el colaborador enfrenta una “crisis” sobre lo “desconocido”. No se percata que la nueva propuesta de llevar a cabo una actividad será para una mejora; y por lo tanto, piensa no tener capacidad para adaptarse a algo nuevo. En el “factor de inercia” y “conformismo” se experimenta una similitud, el colaborador prefiere continuar realizando sus labores como de costumbre.

Prefiere quedarse en “estado pasivo”,  para no experimentar incomodidad. En el “factor del temor”, se anticipa a que puede surgir una separación entre el grupo de trabajo; es decir, teme a ser desplazado o sustituido. El proceso de cambio debe manejarse de una manera cautelosa dado a que el equipo de trabajo puede resentirlo. ¡Cuidado! Cerciórese que estos procesos son de un cambio evolutivo a corto, mediano y largo plazo. No trate de cambiar de un minuto a otro. Recordemos que el cambio deberá ser permanente y no parcial con sus respectivos controles de medición y efectividad.

Para enfrentar psicológicamente a su equipo de trabajo, hágalos participes en “lluvia de ideas”, pídales sugerencia específica sobre las actividades que realizan en su área. Constantemente, estos son los que se encuentran “en el lugar de los hechos”, son ellos quienes ejecutan de manera directa el trabajo. De esta manera usted podrá “justificarles” el cambio y no se sentirán ajenos al mismo. Para lograr minimizar aún más la resistencia al cambio, fortaleza a sus trabajadores mediante capacitaciones, inste en ellos el desarrollo y el crecimiento constante. Promueva sus habilidades. Recuerdo que el “líder” (siendo este usted), debe lograr que lo sigan de manera espontánea y no forzosa.

Una vez implementados los cambios que sean necesarios, reconozca el desarrollo de nuevas habilidades de sus colaboradores, y estará creando así, un campo fértil para cosechar otra vez cuando sea necesario.

resist.jpg
Resumen
“¡No sé cómo hacerlo!”, “¡No sé para qué debo hacerlo!”, “¡Realmente crees que me va a ayudar?”, …”No podremos hacerlo”, “Es imposible”, “No nos acostumbraremos”, “Mejor más adelante lo hacemos”, etc.