Haz el propósito de emprender

Cuando llega el inicio de año es común realizar nuestra lista de buenos propósitos: cambiar nuestro automóvil, viajes al extranjero, comprar nueva ropa, aprender un nuevo idioma, terminar nuestros estudios, cambiar de empleo, entre otros.

Muchas costumbres radican en torno a la noche del año viejo, en relación al éxito del nuevo año, vestir determinadas prendas de colores, sacar nuestras maletas para augurar viajes, comernos las doce uvas. Cuestiones propias del imaginario guatemalteco y algunas otras costumbres que se han aprendido de otros países.

Pero muchos inician el año con grandes propósitos que, quizá, muchas veces sobrepasen su capacidad económica, lo cual desde el principio nos lleva a pensar en futuras deudas para lograr nuestro cometido. Pensar en cosas grandes no es malo, lo malo es pensar de manera equivocada para lograrlas. Hacerse buenos propósitos tampoco lo es, pero si es interesante plantearse una nueva forma de hacer propósitos.

Muchos gastan exorbitantes cantidades de dinero en viajes al extranjero, que como bien dijo un amigo: a mí no me importa meterme a un préstamo, pero de que este año me voy al Santiago Bernabéu, me voy. Y es que en cuestiones como estas es donde radica el problema. Es necesario establecer prioridades. Si tenemos salud deficiente, lo primordial será invertir en salud; si llevamos una carrera universitaria o incluso media sin terminar, debemos invertir en nuestra educación. Hoy en día sin estudios es muy difícil volverse emprendedor, pero no es imposible. Si gastamos más en repuestos para nuestro vehículo que en su utilidad, será mejor que veas otras alternativas.

Considero que este año es una muy buena oportunidad para emprender. Si siempre has querido publicar ese libro que un día escribiste pero nunca te has decidido, ahora es la oportunidad. Si has intentado invertir en la bolsa de valores y nunca te animaste por desconfianza, éste es el tiempo. Si tu sueño siempre ha sido ganarte la lotería, pues es tiempo de que compres el número y te la ganes. Algunos han querido cambiarse de empleo porque donde trabajan no pueden ejercer la carrera que tanto esfuerzo les costó en la universidad, pues no tienes que dejar pasar el tiempo, recuerda que la experiencia es importante. Si lo tuyo es abrir ese pequeño negocio que sabes le traerá múltiples ganancias y nunca lo hiciste por temor, este es el momento de empezar a #EcharPunta.

Pensar en una inversión muchas veces es complicado. Hay personas que se pasan la vida haciendo números y al final no les queda más que las hojas donde los hicieron y el gasto que les generó haberlas comprado, pero ninguna ganancia porque nunca se arriesgaron a emprender. Por la vida no se puede ir siempre sólo pensando, es preciso que de la mano del pensar venga el actuar, algo así como de la mano del trazar el invertir, son duplas inseparables que seguro nos llevarán al camino deseado que todos conocemos como éxito.

No temas empezar desde abajo, aun si se dedica a vender agua purificada. Hoy quizá solo sea un puesto, en un tiempo usted puede ser dueño de una fábrica. Todo, incluso hasta el ciclo de la vida empieza desde abajo, así que no temas en empezar de a poco, sé un buen inversionista y te aseguro que con el tiempo podrás ir sacando mejores propósitos al inicio de cada año y no tendrás que esperar que termine el 2016 para ser mejor, te aseguro que iniciará cada día, cada semana y mes con el objetivo de superarse.

Hacer buenos propósitos no es malo, es el primer peldaño de la escalera del éxito que todos queremos pasar, no temas, es tiempo de ser emprendedor.

portadaproposito.jpg
Resumen
Cuando llega el inicio de año es común realizar nuestra lista de buenos propósitos: cambiar nuestro automóvil, viajes al extranjero, comprar nueva ropa, aprender un nuevo idioma, terminar nuestros estudios, cambiar de empleo, entre otros. Muchos de los propósitos de año, posiblemente, sobrepasarán…

¿La creatividad lo es todo?

Jaspher es un joven antigüeño emprendedor que heredó de su madre un puesto en el mercado de artesanías de la Antigua Guatemala. Las ventas como tal han sido bajas, la mayoría de turistas regatean mucho y no compran. Como todo joven emprendedor se levanta a las cinco de la mañana para salir a correr y mantenerse en forma, apreciando los paisajes antigüeños, lo cual le ha ayudado a pensar nuevas estrategias para mejorar sus ventas.

Cierto día se le ocurrió una idea que fue formidable. Emprendería en su negocio una nueva propuesta comercial. En la mañana siguiente, colocó en la entrada de su local un rótulo que decía: “Se venden servilletas para ratones”. Al instante se llenó el local de curiosos, todos querían conocer las servilletas para ratones. Y poco a poco fueron saliendo todos con los paquetes en las manos, dispuestos a usarlas en los ratones de sus hogares.

Jaspher incrementó sus ingresos gracias a la creatividad para vender servilletas para ratones. Descubrió que cada negocio es una oportunidad  y una oportunidad puede ser grande si usamos la creatividad, solo se requiere tomar decisiones.

Muchas veces pasamos la vida mirando al cielo, esperando que lleguen las oportunidades. Es bueno saber que lo único que cae del cielo es la lluvia y en algunas tormentas infinidad de rayos. Es común ver a algunas personas lamentarse por su situación actual, pero no hacer nada para cambiarla. A veces es cuestión de actitud. De pasar de vender simples servilletas que nadie compraría si las ofrecemos como equipo de limpieza de mouse de computadoras, a decirles simplemente: Se venden servilletas para ratones.

La actitud es el arma de los emprendedores. Así como la gota al caer muchas veces sobre la roca la rompe, no es porque la gota sea más fuerte que la roca; simplemente que hay que ser consistentes. La consistencia por lo tanto es otra arma. Si la gota cae un par de veces, no le hará nada, pero si insiste e insiste, terminará partiendo la roca.

En la vida hay que ser creativos, tener actitud y ser consistentes. La creatividad no es una sopa que se toma en el desayuno. Dicen algunos que no es algo que se hereda ni se trae al nacer. Es algo que se aprende y se perfecciona con la vida. Con el paso del tiempo y la evolución de la tecnología debemos ser creativos para ser competitivos. Pasar de ser simples receptores a ser creadores. Con actitud se puede transformar hasta lo más difícil.

Hoy en día debemos ponernos al corriente de la actualidad, de la innovación tecnológica. Muchos pasamos largo rato de nuestro tiempo en nuestros teléfonos móviles, quizá en redes sociales publicando pensamientos, entre otras cosas. ¿Y si vendemos las servilletas para ratones por celular?

La vida necesita creatividad. Y aunque no lo veamos, somos creativos en todos los momentos de la vida. Lo que muchas veces pasa es que nadie nos lo dice o pareciera que nadie se da cuenta. Cuando nos vestimos, hacemos creatividad. Los que gustan de la cocina, no simplemente sirven los frijoles, si es un hogar muy sencillo, se puede comer diferente solo con frijoles y tortillas. Y no pretendo dar recetas de cocina.

La vida está hecha de momentos y circunstancias, basta con que nosotros estemos en el lugar correcto para aprovechar las oportunidades de destapar nuestra creatividad y hacer de algo ordinario, algo extraordinario.

portadainnovar.jpg
Resumen
La vida está hecha de momentos y circunstancias, basta con que nosotros estemos en el lugar correcto para aprovechar las oportunidades de destapar nuestra creatividad y hacer de algo ordinario, algo extraordinario…

¿Nuevo lenguaje, nuevas oportunidades?

Hoy en día es común ver, en las diferentes academias de idiomas, cómo muchas personas se esfuerzan por aprender un idioma distinto al natal. La mayoría de colegios privados enseñan a sus alumnos desde los primeros años de estudio diferentes idiomas, incluso conozco algunos donde sus clases son en un idioma extranjero propiamente, con el fin de facilitarle al estudiante la capacidad de hacerse bilingüe en poco tiempo.

Con esto podemos decir que es muy importante el conocer dos o más idiomas para poder ser competitivo laboralmente hablando. Las empresas dan mejores oportunidades a aquellos que tienen dominio de otro idioma distinto al habitual Son diversas las posibilidades que pueden abrirse al conocer otro idioma. Muchos famosos Call Center, vienen a ser una fuente de empleo en torno a la creciente necesidad laboral, incluso hoy en día son las empresas que mejor pagan a sus trabajadores, por horarios flexibles de trabajo, los cuales pueden ser una oportunidad para aquellos emprendedores que trabajan y estudian.

Con el avance de la tecnología se ha tenido el acercamiento a aprender muchos idiomas, muchos de estos que quizá no sean muy comunes vienen a ofrecerse en las plataformas electrónicas, para móviles, desde donde cualquier emprendedor puede estudiar un segundo idioma. Conocí a una señora que estudiaba latín por Internet porque estaba interesada en trabajar en la Nunciatura Apostólica, a pesar de ser esta una lengua muerta.

Las clases presenciales han pasado casi a segundo plano, considerando que el tiempo es un recurso que “hasta los santos lo lloran”. Es por eso que a pesar del éxito de empresas que se ofrecen para enseñar un idioma, las plataformas móviles y tecnológicas son una mejor alternativa.

Es admirable ver como las personas que atienden a los turistas en los principales lugares de Guatemala, son expertos hasta en cuatro idiomas. Conozco un amigo que habla inglés, español, francés, kakchiquel y un poco de italiano. Y no es que al hablar muchos idiomas nos vaya a pasar lo que decía la recién fallecida India Maria, que de saber tantos idiomas nos quedaríamos mudos, sino que tendremos mejores oportunidades para poder ser emprendedores.

Algunos consejos en torno a elegir un idioma

  1. No hay que elegir un idioma solo por moda, o porque es el que todos estudian. El idioma inglés es el más requerido en casi todas las partes del mundo, sin embargo por el idioma natal de los guatemaltecos, puede ser más fácil aprender un idioma como el italiano o portugués, que tienen cierta similitud. La elección debe ser de acuerdo a tus intereses.
  1. Elegir un idioma que pueda darnos frutos inmediatos. No tiene sentido ponernos a estudiar griego o arameo, sin son lenguas que ya no se utilizan y si no tenemos planes de visitar Tierra Santa. Quizá puedan interesarnos como idiomas por cultura general, pero debemos poner atención a los idiomas que puedan sernos útiles en el trabajo, en la vida personal e incluso quizá hasta en el área académica.
  1. No pagar cantidades exorbitantes por aprender con métodos rápidos un idioma. Muchas escuelas se anuncian como las especialistas en idiomas de manera rápida, incluso hasta ofrecen devolver el dinero si no lo consigues. Quizá nuestra situación económica pueda estar en aprietos y con la esperanza de poder tener mejores ingresos vamos a invertir cantidades altas en aprender un idioma, pueda que al final nos decepcionemos al no encontrar una propuesta laboral inmediata.
  1. Pensar bien el idioma a estudiar, así como identificar el mejor método y lugar para hacerlo. Cuando hemos definido el idioma que pueda servirnos para nuestros fines, es preciso identificar un lugar adecuado para estudiarlo, establecerse metas a corto plazo y por ende buscar el mejor método que nos permita aprenderlo. No hay que quedarse solo con lo que nos enseñan en la clase virtual o en las aulas. Un emprendedor debe estar en constante capacitación.
  1. Enseñar a los demás. En el servicio al prójimo radica muchas veces lo heroico del ser humano. Si a algún amigo, conocido, compañero de clase se le complica un idioma en el cual nosotros tenemos dominio, un buen consejo es ponerse al servicio de quien más lo necesita, seguramente no solo podrás compartir los conocimientos que tienes, sino a la vez aprender de los demás.

It has been a pleasure to share this article with you. Spero che il mio consiglio motivazione li servono come imprenditori . Deus te abençoe, lemos em uma próxima oportunidade. Esta es una buena oportunidad para empezar. ¿Te animas?

nuevo lenguaje nuevas oportunidades.jpg
Resumen
Tener dominio de un lenguaje distinto al natal es hoy en día una necesidad, tanto en el ámbito laboral como académico. Indudablemente el conocimiento de un idioma como el inglés, el italiano, portugués, entre otros, te abrirán una infinidad de oportunidades en todos los sentidos.

La vida una escuela

A la edad de quince años empecé a trabajar debido a las necesidades económicas de mi familia. Como era joven solo con tercero básico, sólo me dieron trabajo en un depósito para descargar camiones de frijol y maíz. Trabajaba felizmente casi 10 horas diarias, pues con ello podía pagarme mi carrera y ayudar a mi familia.

 Lastimosamente tuve que irme de aquel lugar porque la dueña me pidió que ya no estudiara de lo contrario me despediría. Después me becaron en la Escuela de Comercio de Escuintla y ahí me gradué como Perito Contador. Cuatro días después empecé a trabajar como encargado de un hotel y así han venido unas oportunidades más. Hoy felizmente llevo cuatro años en una empresa dedicada a la comercialización de cerámica en la cual he ganado tres ascensos gracias a mis estudios y como bien diría mi jefe gracias a la actitud.

Cuando recibía mis clases de publicidad un licenciado siempre nos insistía. Si están aquí es porque quieren dejar de hacer lo mismo. Deben hacer las cosas diferentes a partir de ahora. Yo no tengo nada en contra de sus trabajos actuales, pero quien decide formarse profesionalmente debe comprometerse a cambiar y empezar a vivir como tal.

Los estudios son importantes, en cuanto van enfocados a obtener un beneficio con la profesionalización que los mismos nos darán. Muchas empresas proporcionan no solo la oportunidad de estudiar, sino que van promoviéndolo en tanto a los logros que uno ha alcanzado.

Hoy la competencia es mucha, no podremos obtener un puesto diferente si seguimos haciendo lo mismo. Yo puedo ser felizmente Licenciado en Ciencias de la Comunicación, pero seguir siendo el mismo receptor de banco, tener un título solo para adornar la pared de mi sala.

Si sabemos dirigir la vida hacia un fin, un objetivo, seguramente podremos dirigir todo lo que se nos encomiende y seguramente si el plan es un negocio o una empresa, se debe tener la valentía para ello.

La actitud que le ponemos a las cosas va diciendo mucho de nosotros. Hace un tiempo tuve la oportunidad de volver a aquel depósito donde trabaje por primera vez y me sorprendió ver a un compañero que le decíamos chispa, graduado de Bachiller en Computación, con cuatro semestres en la universidad, pero trabajando como ayudante de camión aún. Estoy aquí, me decía, porque afuera no se consigue trabajo. Como decía en una columna anterior, todos tenemos la posibilidad de triunfar o fracasar, dependerá de nosotros hacia dónde inclinamos la balanza. 

Si cuenta con un empleo, sea el trabajador estrella. Y no aconsejo con esto ser el “culebra” como pasa muchas veces, Si gana un ascenso deberá ser por su buen desempeño, por las buenas relaciones con sus compañeros. Hoy no me siento el jefe a pesar de serlo. Me gusta estar en medio de mi gente, ser diferente. Un día yo tuve su puesto. Y como les digo siempre se ve la actitud de la gente. Una persona sin sueños, es como una campana que no suena. Una antigüedad hermosa, pero que perdió su razón de ser.

Cuando uno va encaminado a alcanzar un fin, lucha cada día por hacer las cosas diferentes, por ser diferente. La motivación, es el motor diario. ¿Cuáles son tus motivaciones? ¿Querés ser el gerente del banco? O simplemente seremos campanas de museo. ¡TÚ DECIDES!

331.jpg
Resumen
A la edad de quince años empecé a trabajar debido a las necesidades económicas de mi familia. Como era joven solo con tercero básico, sólo me dieron trabajo en un depósito para descargar camiones de frijol y maíz.

El tiempo como el dinero, un recurso que requiere administración

Doña Chonita nació en los verdes parajes de mi bello Santa Rosa. Era hija de padres emprendedores que habían logrado sacar adelante a sus hijos gracias al trabajo en el campo y dos vacas que habían heredado de sus abuelos. Con el tiempo doña Chonita obtuvo su herencia y pensó hacer más grande el establo y poder así, comprar unas más ganado para hacer crecer el negocio.

Llegó el día que recibió su dinero y fue a regatear su futuro, pero no logró convencer al vendedor que le hiciera el descuento para comprar el toro. Decidió esperar un tiempo más para hacer un ahorro y así comprar las dos vacas y el toro, para poder hacer crianza de los mismos.

Con el tiempo empezaron a venir necesidades y poco a poco fue gastándose por partes el dinero destinado a sus vacas, a tal grado que cuando se dio cuenta, ya no le alcanzaba siquiera para comprarse un marrano, y por supuesto que quién le vendía los animales, había logrado vender a un rastro los mismos animales que le había ofrecido a doña Chonita.

Han pasado los años y ya hasta las vacas que le heredaron sus padres se acabaron. En los recuerdos queda aquella señora que vendía el queso alegremente y a quién se le veía madrugar todas las mañanas a ordeñar sus vacas.

Rezaba un viejo dicho popular. “El tiempo perdido hasta los santos lo lloran…” Yo nunca he visto llorar un santo, a pesar de ser católico. Pero si he llorado cuando he perdido mi tiempo en cosas que no valen la pena.

En cuestion de negocios, la vida nos enseña, que el tiempo es el mejor aliado, tanto a favor como en contra. Con tiempo los negocios florecen, se hacen grandes; mismo que puede ser la sepultura de esos mismos negocios, aquellos que sólo quedan en el recuerdo de lo bueno que fueron, pero debido a diversas circunstancias, solo quedan en el recuerdo, que de nada nos sirve.

He conocido a personas que no saben administrar sus recursos. Grandes empresas han caído a razón de una mala administración. Pero esa es harina de otro costal. Hoy quiero enfocarme en el tiempo, como un recurso valioso para los negocios.

Cuándo se tiene la visión de emprender un negocio y más aún los recursos, se debe entrar con todo en el menor tiempo posible. Un mínimo detalle puede retrasar el éxito, e incluso sepultarlo. Hay que tener claro qué queremos, para cuándo lo queremos, qué tenemos para lograrlo y qué haremos para conseguirlo. Al tener claro estos cuatro elementos, es solo cuestión de organización.

Si obtiene los recursos empléelos en el mismo, no le busque otro camino. No hay que conformarse con poquito sin rayar en la ambición, que del todo no es mala si va bien encaminada. No hay que guardar el dinero esperando juntar más para lograr su negocio. El mismo puede la posibilidad de ir creciendo. No lo piense demasiado, antes de lanzarse al agua, establezca sus prioridades y al agua pato. Si lo piensa mucho se le pasaran las ganas de bañarse.

No hay que temer nunca al fracaso porque es una realidad, sin duda, pero solo una persona pesimista vive pensando en ello. Eso no nos sirve. Usted tiene 50% de posibilidades de triunfar como de fracasar. Pero recuerde, depende de usted hacia dónde va a inclinar la balanza.

Soy religioso, si usted tiene fe, ante todo encomiéndese a Dios y ofrezca su esfuerzo su trabajo, seguro las bendiciones también vendrán. Pero sobre todo tenga fe en sí mismo, crea en usted, así quienes le busquen también lo harán, verán la seguridad que tiene en sí, lo que les hará confiar en los bienes que les ofrece.

Comprar, mantener, ordeñar vacas y hacer queso quizá no sea complicado, pero si no se sabe administrar el recurso que le hará crecer su establo, puede perder aún hasta las pocas que ya tenía. Trabaje, pero hágalo ya. No lo piense demasiado, otro se le va a adelantar y quizá hasta con la misma idea.

Este es un buen año, es un buen mes, hoy es un buen día para hacer esos sueños realidad. Que no le llegue el próximo año, solo con el deseo de ser un triunfador, de llegarle, le aseguro que no serán los santos, los que lloren el tiempo perdido.

358.jpg
Resumen
Doña Chonita nació en los verdes parajes de mi bello Santa Rosa. Era hija de padres emprendedores que habían logrado sacar adelante a sus hijos gracias al trabajo en el campo y dos vacas que habían heredado de sus abuelos.

LAS REDES SOCIALES NOS HAN HECHO PÚBLICOS.

Recuerdo con emoción mi infancia en el campo. Y con ella viene a mi mente recuerdos sobre la forma como fui educado. Caminaba a la escuela diez kilómetros diarios, use el teléfono por primera vez cuando tenía diez años; y me asusté cuando escuché la voz de mi madrina en el auricular; tuve acceso a internet hasta que llegué a segundo básico. Mi primer celular fue un raspa hielo, qué era como le llamaban al primer Nokia que se comercializó, a los catorce años. La tecnología en mis tiempos era de difícil acceso.

Hoy por el contrario la tecnología avanza tan rápido que temo un día ya no podamos alcanzarla. Según  los datos de las empresas telefónicas en Guatemala al 2013 hay un promedio de 21 millones de celulares, lo que nos hace pensar que hay más celulares que habitantes. Y es que muchos adquieren este aparato gracias a diferentes factores: lo económico, la facilidad de acceder a internet desde un móvil, entre otras.

Es impresionante darse cuenta como actualmente desde muy temprana edad se tiene el acceso al internet y la tecnología. Para muestra basta decir que en mi familia, la mayoría tiene un perfil de Facebook y una cuenta en twitter.

Las redes sociales son un arma de doble filo. Por un lado como se ha dicho muchas veces está el peligro que se corre, que por ese medio de estas los menores sean engañados, abusados e incluso llegar a la muerte, como ha ocurrido con algunos casos en nuestro país.

Se ha pedido que los padres de familia sean cuidadosos de lo que ven y hacen sus hijos;  y sobre con quienes se relacionan. Pero cómo puede ser esto posible, cuando los padres de familia, apenas si utilizan un teléfono móvil para contestar una llamada. O cuando los hijos están más avanzados que los padres y éstos ni siquiera se interesan por aprender a manejar un Smartphone.

Por el otro lado se evidencia el buen uso que puede hacerse de las redes sociales, y es acá donde se centra la atención de mi columna. Antes, sino era por apartado postal o dirección exacta, era difícil encontrar a una persona. Era común ir a los pueblos y preguntar por alguien en específico para dar con su paradero. Hoy en día estamos a la altura de una búsqueda rápida en internet y gracias a las redes sociales, ahora somos públicos, de fácil alcance. Lo digo porque no es por alardear pero hace un tiempo colocaba mi nombre en Google y en termino de segundos desplegó varios sitios donde aparece mi nombre y las cosas que he publicado en la web.

Gracias al internet ahora somos de fácil acceso.  Y eso es un arma que puede y debe ser usada a nuestro favor. Debemos aprovechar esa publicidad para nuestro beneficio. Hoy casi todo está a nuestro alcance. La internet nos ha hecho públicos pero también nos ha acercado a los que estaban lejos, aunque debe admitirse que a muchos les ha pasado que ha alejado a los que estaban cerca.

También hay que reconocer que ha ayudado mucho en la educación. Pasamos del famoso copy paste, a ser críticos, ahorrativos, al no comprar fotocopias o libros impresos y optar por los archivos en pdf.

Mi invitación no es a renunciar a usar la tecnología. Solo debemos ser educados para el fin. No podría hacer un buen uso de un automóvil, sino se me enseña a conducirlo. Podré aprender a manejarlo, pero sería de manera incorrecta y no después de un par de choques. En los colegios, las escuelas y los diversos centros de estudio se debe enseñar a usar la tecnología. Así los niños crecerán usando las herramientas a su favor y puede transformarse la sociedad. De lo contrario seguiremos teniendo autómatas, aislados, en detrimento de las relaciones sociales que tan importantes son para el desarrollo de la vida humana. Debemos ser cuidadosos con lo que publicamos y dónde publicamos. Ya muchos consejos se han dado en relación a la seguridad personal. Por mi cuenta insto a los padres de familia que se interesen por los avances tecnológicos, por la publicidad de sus hijos. Las redes sociales no se hicieron sólo y exclusivamente para los jóvenes, están al alcance de todos. Ni tampoco para hacer de dominio público nuestros estados de ánimo. Tenemos armas que pueden ayudarnos a nuestra superación personal, humana e intelectual.

Hoy tenemos literalmente el mundo en la palma de la mano, en nuestro Smartphone, Tablet  o computadora. ¿Qué esperas para conquistarlo?

redes.jpg
Resumen
Es impresionante darse cuenta como actualmente desde muy temprana edad se tiene el acceso al internet y la tecnología. Para muestra basta decir que en mi familia, la mayoría tiene un perfil de Facebook y una cuenta en twitter.