¿Emprender es para todos?

Esta es una pregunta interesante que no pude responder instantáneamente y, en lo personal, puedo decir QUE NO.

Emprender realmente no es para todos, emprender es la lucha constante de querer cumplir tus ‪sueños aunque los desvelos sean grandes y el cansancio no te deje, es tocar la puerta de las oportunidades una y otra vez hasta que los nudillos te sangren o el sol haga que tu piel se queme del calor o se sienta completamente seca y húmeda a la vez por el sudor de tu esfuerzo y la desesperación, es algo que sin ver cuánto cueste tu seguirás intentando e intentando.

Emprender es luchar no importando si lo que tienes es únicamente la ‪‎pasión de generar tu sueño o si realmente eres afortunado y cuentas con todos los recursos para que el camino sea menos doloroso pero siempre al final con los medios o recursos que tengas. El ‪‎emprendedor se caracteriza por estar tocando y abriendo puertas donde sea, en el ambiente que sea; un emprendedor siempre hace notar que el esta presente, hace ver que tiene un ‎sueño y que sea como sea lo va a lograr. Emprender hace ver en tus ojos una flama ardiente única que te diferencia del mundo común, del mundo laboral tradicional y sobre todo de la comodidad que jamás será placentera como esas noches de desvelo haciendo propuestas, buscando nuevos negocios que ayuden a expandir tu marca y sobre todo que te hagan sentir VIVO POR LO QUE ERES, un EMPRENDEDOR.

Emprender un nuevo negocio es como despegar un avión, siempre se hace en contra del viento, motores a toda potencia y sabiendo que algo tan sencillo como un ave en el camino puede traer consigo el desastre. (Saul Gamarro).

Guatemala ha venido a través de los años haciendo que lleguemos a una realidad que tiene fundamentos del cómo o por qué hoy llegamos a una tasa de desempleo abierto de 2,7% la cual llega a ser la más baja de Latinoamérica, según el anuario estadístico 2013 emitido por la comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En el país según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la mayoría de la población trabaja en la agricultura (30,4%), seguida del comercio (29,6%) y no olvidemos a las industrias manufactureras (13,2%). En total en Guatemala hay 6,2 millones de personas que conforman la población económicamente activa (PEA), de los cuales la mayoría son jóvenes (70% menores de 30 años) lo que nos muestra un panorama económico movido por la juventud.

Pero entonces ¿en dónde quedan los 3 millones de guatemaltecos que están subempleados? Es decir de cada 100 personas económicamente activas 65 buscan trabajo porque desean hacerlo más horas o en otras condiciones y este es realmente el problema, la falta de emprendedores que luchen por sus sueños y se dediquen a trabajar por alguien mas con largas jornadas de trabajo y sueldos bajos, incluso más bajos que el promedio, logrando con esto hacer que el empleado deje de pensar en emprender y únicamente se concentre en llevar alimento a su casa.

Guatemala no tiene empleo porque no hay empresas que lo generen y no hay empresas porque no hay emprendedores y realmente no existen emprendedores ya que las oportunidades y acceso a negocio son mínimas. Entonces, un emprendedor guatemalteco, centroamericano sale de la gama general de emprendimiento ya que sin recursos, sin apoyo y sobre todo en la mayoría de casos motivado por la necesidad de generar un ingreso digno que le permita salir adelante, logra formar una empresa, pero ojo aquí que muchos emprendedores no han logrado formalizar su negocio evitando con esto dar el siguiente paso que es ser un empresario que genere empleo y ayude a la economía del país, minimizando los índices de desempleo y con ello que toda la cadena anteriormente descrita aparezca.

Entonces amigos emprendedores, no todo termina cuando logras pasar de empleado a emprendedor, es necesario dar el salto de emprendedor a empresario y mucho más importante aun el formalizar tu emprendimiento ya que con esto ayudamos al país, demostramos que amamos a nuestra patria y sobre todo logramos tener la oportunidad de dar empleo, un empleo justo que busque el bienestar de nuestros colaboradores, tecnificando y capacitando en todas las áreas.

Incentivando el emprendimiento lograremos  que la rueda siga girando y el mundo empresarial no se detenga. Solo así Guatemala será mejor país y lograremos expandir mercados, generar competencia y sobre todo ser un ejemplo para otros países. 

portadaemprender.jpg
Resumen
Esta es una pregunta interesante que no pude responder instantáneamente y ,en lo personal, puedo decir QUE NO. Emprender realmente no es para todos, emprender es la lucha constante de querer cumplir tus ‪sueños aunque los desvelos…

El futuro profesional del egresado Sancarlista

Muchos hemos escuchado el nombre de esta casa de estudios y creemos conocer mucho de ella por su famosa huelga de dolores (la gran mayoría) pero realmente pocos nos ponemos a pensar que hay con el egresado profesional de esta casa de estudios.

Pocos hablan de esto y realmente los datos estadísticos existentes son muy pocos y en su mayoría poco favorables, pero a raíz de un estudio publicado por la revista contrapoder en su edición 93 que ha resaltado la realidad el futuro que muchos profesionales sufren y nadie sabe.

La Universidad de San Carlos de Guatemala, según el rector actual, contaba para el 2014 con 170 mil estudiantes y se esperaba que para el 2015 pudiera superar los 200 mil. Con un presupuesto de Q1 mil 350 millones de quetzales, que equivale a Q. 6 mil 750 quetzales por alumno al año. Realmente el estudiante sancarlista esta becado recibiendo una educación superior que le permite optar a un título profesional que le servirá para su desarrollo y “éxito personal” y ayudar al país a “crecer”, pero la realidad es otra.

Esta beca de la cual les comento realmente es un precio muy alto si ponemos en una balanza la cantidad de años que pasan los profesionales en esta casa de estudios ya que la mayoría trabaja y estudia. Irónicamente se ha sectorizado la selección de carreras dejando las carreras científicas como medicina o ingeniería a las personas que estudiaron en colegios privados, mientras que los inscritos en carreras del área social humanística, como pedagogía o psicología, estudiaron en institutos públicos.

Este círculo se ha mantenido por mucho tiempo y demuestra que quienes se gradúan del área científica suelen ganar más que los humanistas. Entonces las personas que logran entrar a la universidad con más dinero salen esperando ganar más dinero, pero lo que tienen menos salen de la universidad ganando menos, y esto no permite que haya movilidad social.

Y el concepto y circulo es básico, las carreras humanísticas tienen horarios flexibles que permiten que el estudiante trabaje mientras estudia, todo lo contrario con las carreras científicas que no permiten por el horario tan amplio que llevan muchos cursos y laboratorios que hacen que el estudiante no pueda trabajar y este lujo solo se lo pueden permitir personas de nivel medio alto que tengan un respaldo económico suficiente para terminar la carrera y muchos que no lo tienen resultan graduándose 15 años después de iniciada la misma.

Lo peor de todo es que se dice de un fenómeno o mito que el egresado sancarlista por lo mismo que trabaja mientras estudia al momento de salir logra graduarse con “experiencia”, algo que es falso ya que en su mayoría la experiencia adquirida no es en su área profesional para la que se prepara.

Entonces, por qué se dice que es una beca que resulta pagarse muy cara, la beca universitaria que otorga la USAC te permite científicamente estar mejor preparado pero al momento de salir al mercado laboral la mayoría de estudiantes universitarios sale sin contactos. Ojo aquí que en este tiempo por mas chispudo, inteligente que se sea no se logra llegar a donde uno quiere sino tiene los contactos necesarios para poder optar a esos puestos de confianza para los cuales se estudió. Entonces es una hazaña para el egresado sancarlista poder llegar a esos puestos y en su mayoría lo logra a base de mucho esfuerzo sacrificio y pocos son los que tienen el campo de oportunidad de poder ser puestos a prueba.

Entonces no digo que graduarse de la USAC sea malo, NO, yo soy egresado de la USAC de la facultad de Ingeniería y por eso puedo hablar con propiedad del tema ya que se cómo nos preparan, se las luchas que se lleva para lograr ganar cada curso, pasar cada examen, llevar escuela de vacaciones y sacrificarse por salir y aprender más.

Fui muy afortunado al tener a mis padres que me apoyaron pero así como muchos están manteniéndose su carrera yo tuve amigos que lo hacían y por eso ahora que se gradúan a los que fuimos afortunados nos toca armar equipo y crecer en conjunto ya que siempre en grupo nos fue mejor. USAC es trabajo en grupo, USAC no es individualismo siempre es trabajo en equipo y eso funciona en el campo laboral, así que a pesar que las estadísticas no nos ayuden es nuestra responsabilidad joven profesional egresado de la tricentenaria poner en alto lo aprendido y poder demostrar que el Profesional Sancarlista puede sacar al país de donde está y sobre todo que piense que juntos podemos estar generando empresa, formando grupos profesionales que siempre den el 100% y más donde trabajen vamos a hacer que la imagen se levante.

Es de agradecer la existencia de una universidad que permite que el guatemalteco tenga acceso a la educación superior gratuita y que haya profesionales comprometidos con levantar el nivel de educación sancarlista. Involucrémonos más y permitamos que el país se desarrolle con profesionales que entren en la cadena de valor profesional.

usac.jpg
Resumen
Muchos hemos escuchado el nombre de esta casa de estudios y creemos conocer mucho de ella por su famosa huelga de dolores …
Fotografía por
Nuestro Diario