ariel8_0

Ariel Trod, fundador de un concepto lleno de pasión, orgullo y tradición.

Ariel Trod, Chef apasionado por la gastronomía argentina. Un fiel creyente que existen placeres tan increíbles como disfrutar un buen asado, con atención a tu medida. Fundador de Palermo Restaurante, un lugar en donde vivirás experiencias de sabor. Conoce más de su historia en:

¿Por qué te consideras emprendedor?

Me considero emprendedor por una simple razón, creo que soy un eterno inconformista y a la vez soy una persona soberbia para emprender, en el buen sentido. Todo emprendedor debe ser soberbio para conseguir cosas y la humildad es un producto que se adquiere con el tiempo.

Hoy el éxito de Palermo no es Ariel, el éxito es haber trabajado con un equipo de guatemaltecos que cocinan un asado como un argentino que lo hace desde los 10 años. El éxito es la familia.

Parte de tu pasión por la comida fue transmitida por tu abuela paterna. ¿Cómo fue la transición de aprender en casa y llevarlo a otro nivel profesional?

A veces cuando te pones a pensar en los tiempos de la vida y las razones pareciera un accidente. Por ejemplo, el que yo haya estudiado para ser Chef tiene mucho que ver con mis amigos, porque nos juntábamos a comer en una peña, con distintos platillos, cocineros y ellos fueron los que principalmente me motivaron porque les gustaba lo que yo hacía.

Siempre he cocinado porque era apasionado por los temas culinarios. Yo era vendedor, casado y con hijos, tenía en ese entonces 27 años y decidí que iba a ser Chef.

Yo soy una persona tan apasionada y radical que cuando empecé me metí automáticamente a un restaurante a aprender. Comencé como cualquier aprendiz lavando platos, asistiendo, hasta que me dieron la oportunidad de proponer nuevos platos, escoger ingredientes personalmente y ver que tuvieran aceptación en los comensales.

En esta profesión aprendí algo, o lo amas o lo odias. Esto es algo que ni los profesionales en el arte culinario podemos comprender. En mi caso de las 26 personas que nos graduamos de Chefs únicamente 2 personas trabajamos en esto.

Luego de todo este proceso y que había adquirido muchos conocimientos previos con mi abuela, terminé descubriendo que cocinar era la pasión de mi vida.

¿Cuánto tiempo tienes de estar en Guatemala y por qué decidiste venir acá?

Actualmente tengo 2 años y medio radicando en este bello país. Decidí venir acá porque en 2006 tuve una experiencia que no fue muy buena en lo profesional, sin embargo me ayudó para darme cuenta que se aprecia mucho este arte.

Luego regresé varias veces a visitar a mis amigos y de vacaciones y me di cuenta que el mercado había crecido mucho. Entonces en el 2013 por fin vine a radicar a Guatemala, había más oferta y yo tenía en mente una propuesta innovadora en sabor.

Me di cuenta que los guatemaltecos hacen todo comiendo, reuniones, cumpleaños, etc. Entonces pensé, ¡me encantaría vender empanadas y asados! Fue allí en donde decidimos iniciar Palermo Restaurante.

¿Cómo fueron los inicios de Restaurante Palermo?

Palermo nace hace 3 años acá en Guatemala y 6 en Argentina, y como cualquier emprendedor inició como un sueño en una libreta llena de sueños, como un proyecto de vida. Como mencioné antes, ya había pensado qué podía funcionar acá.

Siempre tuve en la mente a este país para realizar mi proyecto, porque acá normalmente se conoce la típica parrillada argentina, sin embargo acá está muy tropicalizado el proyecto. en Argentina no comemos tortillas, no comemos guacamol, etc. Una parrilla es carne y ensalada ¡Thats it!

El punto es que yo dije, si voy allá tengo que hacer una auténtica parrilla, comencé a pensar en platos y así iniciamos con unos amigos que querían apoyar el proyecto.

¿Una vez en Guatemala cómo se ejecutó el proyecto?

Como cualquier proyecto que inicia tiene su aprendizaje y sus traspiés. Vine a Guatemala a ejecutar, por supuesto que no había presupuesto, pero teníamos una buena idea. Empecé a entrevistarme con colegas y restauranteros para que me dieran tips. Allí conocí a uno de los que hoy es mi socio y en otra a un empresario del medio que me contrató para poder empezar a ver el mercado desde adentro.

La cultura guatemalteca es distinta a la Sudamericana ¿Cómo influyó esto en el desarrollo del proyecto?

Creo que es cuestión de adaptarse, sin embargo para mi fue complicado. Nosotros no tenemos filtros para hablar, en cambio acá todo es más diplomático. Al principio me costaba mucho el tema de las reuniones porque para decir que no había que adularlos a veces.

A nivel chef, no puedo con mi fibra argentina. En los primeros 3 meses cambie dos brigadas de cocina; eso significa que entraron 25 personas a trabajar y los tuve que cambiar. Yo trabajaba entre 16 y 18 horas diarias al comienzo porque no tenía personal.

No tener filtros nos ha ayudado a que la gente vea un concepto distinto, porque se ha adaptado a lo que nosotros estamos ofreciendo y no darle más de lo mismo. Nosotros hemos hecho entender que la carne se come sin salsa, explicando el sabor que posee por si misma cada tipo de corte.

Los equipos de trabajo son parte fundamental de los proyecto ¿Cuál fue la clave de Palermo para conformar su team?

Primero la información es fundamental. Si vos tenés un concepto definido de a dónde querés llegar vas a poder transmitirlo. Clave la comunicación. Nosotros sin exagerar, tenemos un organigrama bien definido, y en cada departamento tenemos variables, control de calidad y personas encargadas por departamento. Y allí vamos evaluando cada uno de nuestros procesos para ofrecer la mejor carne, el mejor servicio, un sabor exquisito, etc.

Creo que hemos tenido varias experiencias positivas y negativas y de todas hemos aprendido. Recuerdo con alegría cómo conocí a mi mejor parrillero actualmente, el nos apoyaba en el área de cocina y ahora ha crecido mucho. Entonces, nuestro equipo de trabajo es mucho por méritos y no porque eres o no extranjero.

¿La carta de Palermo es propiedad del Chef Ariel o has tenido alguna influencia o colaboración?

La gastronomía argentina está 100% influenciada por las culturas europeas que llegaron a mi país. De allí el nombre de nuestro restaurante porque Palermo es un barrio portuario de la Argentina, en donde los buques europeos desembarcan. Entonces nuestro menú tiene gran influencia con base en estas premisas, pero con un sasón latino.  

En nuestra carta existen algunos platos de autor, sin embargo el otro 80% ya estaba creado. Yo no vine a inventar el agua azucarada.

¿Qué recomendarías a las personas que están pensando en desarrollar algún negocio con base en la gastronomía?

Yo lo que les recomiendo a todos estos emprendedores es que tengan conciencia de responsabilidad. Uno puede ser innovador, radical, soberbio, etcétera, pero deben saber que cada acción que nosotros tomemos tendrán una consecuencia positiva o negativa en nuestros comensales; porque en nuestras manos está la salud de ellos.

Si deseas visitar Palermo Restaurante, puedes acercarte a Plaza Fontabella 2do. Nivel, zona 10; o visitar la Fan Page en Facebook /PalermoGuatemala

ariel8.jpg
Resumen
Ariel Trod, Chef apasionado por la gastronomía argentina. Un fiel creyente que existen placeres tan increíbles como disfrutar un buen asado, con atención a tu medida. Fundador de Palermo Restaurante, un lugar en donde vivirás experiencias de sabor…
Fotografía por
Cortesía Ariel Trod
Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.54 (1).jpeg

Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.54 (2).jpeg

Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.54.jpeg

Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.55 (1).jpeg

Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.55.jpeg

Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.56 (1).jpeg

Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.56 (2).jpeg

Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.56.jpeg

Imagenes

WhatsApp Image 2016-10-18 at 15.32.57.jpeg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *