portadaalan

Alan Tenenbaum, un visionario que sigue avanzando.

Alan Tenenbaum es una persona común y corriente, según se define él. Un hombre al que de la noche a la mañana le cambió la vida.

A raíz de un accidente en una piscina, Alan tuvo que ajustar varias cosas para un cambio radical en su vida y la de los que le rodeaban. Un cuadro de cuadriplejía sacudió a la familia Tenenbaum, que puso a prueba su coraje para salir adelante, una de las virtudes que ha hecho de Alan, un emprendedor visionario.

Pareciera que una catástrofe como esta destruiría a cualquiera, sin embargo para Alan Tenenbaum fue el punto de partida para un cambio de mentalidad y para un futuro de nuevas oportunidades. ¿Escribir un libro? ¿leer? ¿dar charlas motivacionales? Eran cosas que no pasaban por la mente en la vida de Alan.

De acuerdo con Tenenbaum, salir adelante de las adversidades y aprovecharlas en tu beneficio lo han convertido en un emprendedor. “Creo que soy afortunado, porque pude haber muerto y en cambio ahora, aún con las dificultades, he logrado cosas que jamás imaginé que haría.

Una oportunidad para rehabilitarse en el extranjero (Miami), fue el punto de partida, para hacer de Alan, lo que hoy es. “Muchos de mis amigos y familiares me preguntaban cómo me estaba yendo y no tenía la oportunidad de responderles porque, en ese entonces, no podía hacer muchas cosas. Tenía un sistema de reconocimiento de voz y pude escribir un mensaje contando un poco mi experiencia y lo compartí en Facebook. Muchos me dijeron que escribía muy chistoso, que por qué no escribía un libro, allí empezó todo”, comentó Tenenbaum.

Una noche de insomnio esto se convirtió en una realidad, una autobiografía combinada con ficción cobró vida, el resultado “En la Silla de Morfeo”. Este fue un parte aguas, en una carrera que, hasta hoy, ha hecho de Alan Tenenbaum una inspiración para los demás.

Pero esto era solo el inicio. A pesar de las dificultades, Alan siempre ha visto por los demás y junto a su novia Diana, un buen amigo, Rodolfo Quezada, y, su esposa Marta María tuvieron la idea de crear la Fundación Sigue Avanzando, con el fin de educar y empoderar a todas las personas que padecen algún tipo de lesión medular en el país.

“Tanto Rodolfo como yo, tuvimos la oportunidad de rehabilitarnos en el mismo hospital en Miami y allá lo que le enseñan a uno, no se acerca a lo que existe acá; por eso, quisimos hacer algo en pro de los guatemaltecos. Sigue Avanzando, busca crear una cultura de mejora para los pacientes con lesiones medulares, a través de la aplicación de tres ejes: educación, accesibilidad y el deporte”, finalizó Tenenbaum. 

portadaalan.jpg
Resumen
Alan Tenenbaum es una persona común y corriente, según se define él. Un hombre al que de la noche a la mañana le cambió la vida. A raíz de un accidente en una piscina, Alan tuvo que ajustar varias cosas para un cambio radical en su vida y la de los que le rodeaban…
Fotografía por
Carlos Morales
Imagenes

alan.jpg

Imagenes

alan2.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *