portada8productividad

8 trucos de productividad para tiempos de crisis

Para muchas personas el término “ser productivo” está asociado a una persona que se mantiene activa todo el día, feliz, exitosa y que todo le sale bien. 

Desde hace varios años he sido fiel seguidora de Tim Ferris, autor del libro “Four-hour Workweek” y fue, creo, la persona que empezó el movimiento  “Emprendedor como un estilo de vida”. Tim Ferris, en su libro, cuenta como dirige sus negocios desde cualquier lugar del mundo y sus emprendimientos le permiten conocer nuevos lugares, culturas y experiencias. Gracias a Ferris, los servicios de Asistentes Virtuales se volvieron populares y fue una industria que emergió un poco antes del lanzamiento del libro y ha ido en crecimiento hasta volverse otra profesión más.

Este movimiento, hizo que el ser emprendedor se convirtiera en una aspiración para muchas personas que sueñan con tener un “estilo de vida” libre, que les permita tener los ingresos que desean sin sacrificar todo su tiempo. 

Para muchos emprendedores la realidad es otra, la inversión de tiempo y recursos es muy alta y se sacrifican incluso fines de semana y reuniones familiares. 

Cualquiera creería que Ferris lo tiene todo en la vida y para mi sorpresa, investigando sobre el tema de productividad y genios tecnológicos, encontré un artículo que escribió titulado “Trucos de Productividad para Neuróticos, Maniaco-depresivos y Locos (Como yo).” Es muy refrescante ver el lado humano de las personas que “lo tienen todo”.

Estamos acostumbrados a sentirnos motivados por las grandes historias de éxito donde el resultado es tremendamente positivo y muchas veces mencionan que existieron algunos tropiezos pero se arreglaron, sin darles tanto protagonismo. 

Cuando eres empresario y pasas por un día totalmente improductivo (o incluso varios días), rompes con todos los estándares del ideal de éxito. Inmediatamente, te cuestionas sobre tus capacidades o las decisiones que has tomado. No estas solo, nos pasa a todos, incluso a los mejores.

En su artículo Tim Ferris dice que él no se considera un superhéroe, ni una persona consistentemente normal.  Y pasa a contar como en el transcurso de 3 meses:

1.   Lloró viendo la película Rudy,

2.  Apago el despertador de 1 – 3 horas pasado su hora de levantarse pues no quería enfrentar el día,

3.  Consideró regalar todo  e irse a vivir a un lugar lejano,

4.  Visitó por primera vez a un terapeuta,

5.  Tomó tanta cafeína que su pulso era mas de 120 latidos por minuto y,

6.  Usó los mismos jeans una semana completa para sentir que algo era constante durante el caos. 

Claro, en ese período de tiempo también logró cerrar tratos millonarios, controlar su consumo de cafeína, meditar 20 minutos al día, comprar la casa de sus sueños, ayudar a fundaciones sin lucro y mejorar sus relaciones personales. 

Y en conclusión, darse cuenta que los síntomas maniaco-depresivos son parte de la vida del emprendedor. 

Un emprendedor es una persona que logra GRANDES cosas a pesar de tener baja la guardia en algunos buenos hábitos y ser una persona extremadamente autocrítica.

Ferris nos explica su mecanismo de 8 pasos para manejar estas etapas que le ayudan a maximizar su eficacia y productividad:

1.    Levantarse por lo menos 1 hora antes de sentarse enfrente de la computadora. El correo electrónico mata al cerebro. 

2.    Haz una taza de té y siéntate con un papel y lápiz. 

3.    Escribe de 3 a 5 cosas (no más que eso) que te están causando ansiedad o te hacen sentir incómodo. 

4.    Para cada una de estas cosas, pregúntate: 
-“Si esto fuera lo único que hiciera durante el día, ¿me sentiría satisfecho con mi día?”
-“Si lograra avanzar en esto, ¿las otras cosas ya no serían importantes o serían más fáciles de completar?”

5.    Determina cuales son los puntos donde contestaste “SI” por lo menos a una de las preguntas.

6.    Bloquea de 2 a 3 horas para enfocarte en uno de estos puntos por hoy. Deja a un lado todas las demás cosas urgentes pero poco importantes. 

7.    Tiene que ser un bloque de tiempo de 2 a 3 horas, no 10 minutos en esto y 10 en aquello y regresar a ello después. 

8.    Si te distraes o empiezas a procrastinar, no entres en pánico, simplemente regresa a ese punto individual en el que estas enfocado.

Si me preguntan, me parece brillante. Muchas veces cuando pasamos por una crisis o caos en nuestra empresa queremos botar los planes inmediatamente y reformular toda la “estrategia” pues las cosas no han salido como esperamos. Luego nos juntamos con un listado sin fin de cosas por completar y cuando tienes una lista demasiado grande de pendientes es 100% seguro que nada importante será terminado. 

He descubierto que los momentos de caos e inseguridad vienen de tu mente. Y si logras dejar a un lado la inseguridad y actuar, el movimiento siempre trae resultados. Es la única manera de desbloquear tu mente y demostrarle que tu estas en control.

Como me dijo mi coach en una ocasión: “Muchas veces sentimos que estamos caminando en una calle desconocida y peligrosa, dan ganas de darse la vuelta y regresar. Lo que no sabes es que al terminar esa calle y doblar la esquina está el éxito que tanto estas esperando, solo sigue caminado.”

El artículo termina con 3 frases muy poderosas:

“Ser ocupado es una forma de pereza, de flojera de mente y acciones indiscriminadas.”

“Ser ocupado es utilizado frecuentemente como un disfraz para evitar aquellas acciones críticas, importantes pero que te causan incomodidad.”

Y para terminar, la mejor frase: “No sobrevalores al mundo y no te desestimes a ti mismo. Tu eres mejor de lo que crees.”

portada8productividad.jpg
Resumen
Para muchas personas el término “ser productivo” está asociado a una persona que se mantiene activa todo el día, feliz, exitosa y que todo le sale bien. Desde hace varios años he sido fiel seguidora de Tim Ferris, autor del libro “Four-hour Workweek”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *