equivocar

¿En qué me equivoqué? ¿Todo parecía tan sencillo?

Mi amiga Bárbara estaba tan emocionada de tener por fin lo que siempre soñó, una tienda donde vendía zapatos, que ella misma diseñaba. Aparentemente todo iba muy bien, vendía zapatos como pan caliente, creía que su futuro estaba resuelto pero un día llegó lo que nunca planeó. La gente dejó de comprar zapatos, ya no gustaban sus diseños.

Ella empezó, entonces, a sentir como las responsabilidades la ahorcaban, sentía morir, paso de ser una revelación en la industria al fracaso total. ¿En qué me equivoqué? Todo parecía tan sencillo –me dijo. Lo analizamos y luego de muchas horas llegamos a ciertas conclusiones, enumeraré las principales, ya que es importante que como emprendedores estemos listos para que no nos pase lo mismo que a Bárbara y perdamos, tiempo, dinero y lo más invaluable, amor por emprender.

Así que, en el afán de seguirlos capacitando en el arte de emprender, dejo la “Guía para evitar errar en el camino del emprendimiento 2015”.  Sí, 2015 porque este año se nos está acabando y el que viene vamos por más.

“Guía para evitar errar en el camino del emprendimiento 2015”

Paso 1, Creer y confiar: Creer en las ideas que tenemos pero ser lo más realistas posibles, hacer análisis en tiempo, espacio, producción, cantidad, distribución y demás, ya que no siempre una buena idea es un negocio exitoso. Bárbara pensó que por que vendía zapatos con diseños extravagantes y exclusivos hoy podría seguir haciéndolo mañana, sin analizar las tendencias, costos y los gustos del consumidor que cambian con cada temporada.

Paso 2, Evitar las “Anclas”: Llamaremos anclas a esas personas que evitan que avancemos, en el caso de mi amiga sus anclas eran sus dos empleados en la tienda, trabajaban poco, descansaban mucho y no estaban capacitados para la atención al cliente, dejaban mal a la marca, abusaban de ella e hicieron que se hundiera en lugar de hacerla avanzar. El término ancla también puede aplicarse a un mal socio o un mal proveedor, cliente o outsourcing, si los evitas será mejor.

Paso 3, Help! I need somebody: Pedir ayuda no es algo por lo que uno deba sentirse avergonzado. Asesorarnos en torno a lo que nuestro proyecto se refiera, hará que nuestro éxito sea sólido y prolongado. Creer que todo lo podemos porque tuvimos “la idea” es una mentira que no merecemos si somos tan inteligentes. Barbará pensó que porque era la diseñadora principal de sus líneas de zapatos automáticamente también era zapatera, vendedora, relacionista y demás, grave error.

Paso 4, Hacerte de la vista gorda: Aceptar que nos hemos equivocado y rectificar debería ser base para cualquier emprendedor, ya que ignorar las fallas o las cosas que  van mal, solamente nos acerca al abismo, esto pasaba con Bárbara. Veía que las cosas no estaban bien, pero en su afán de evitar que todos pensáramos que se había equivocado, obviaba situaciones que de ser controladas le habrían hecho crecer su negocio.

Paso 5, Capacitarse: ¿Has visto que el celular se actualiza constantemente? Y ¿qué pasa si no permitimos la actualización? Fácil, empieza a fallar y eso mismo pasa con el conocimiento que poseemos. Cada cierto tiempo, empieza a ser obsoleto por lo que siempre debemos buscar cursos, talleres, incluso de la observación podemos obtener actualidad, si Bárbara hubiese puesto atención a su alrededor, visto los cambios de temporadas y que con ellas también cambiaban las tendencias, habría podido capacitarse y estar preparada para que sus productos se adaptaran y no perecieran. Ahora lo sabe y no fallará.

Paso 6, Tiempo al tiempo, todo apegado al plan: Planificar y tener paciencia evita el estrés. Si evitamos las distracciones, nos mantendremos concentrados y evitaremos cometer errores. Bárbara siempre se ponía histérica, de enojo y de emoción, era un vendaval y a veces daba malas órdenes por querer todo para ayer, si nos apegamos al plan y aplicamos paciencia todo saldrá mejor.

Paso 7, Constancia: Llegar al éxito no es tarea fácil, es un proceso que se construye todos los días. Bárbara tuvo éxito más pronto de lo planeado y no estaba preparada para sobrellevarlo. Cuando se cree que se llegó a ser exitoso, es cuando empieza el conformismo y esto no es aceptable, al contrario más empeño deberías de poner en tu negocio.

Por último, jamás dejemos de intentar, la fortaleza no es la capacidad de caer y no sentir dolor, la fortaleza es la capacidad de caer, levantarse y encima reír porque hicimos el ridículo, solo quien deja el miedo al fracaso y se enfrenta al peso y la presión de poder tener éxito lo logra.

Así que les deseo éxitos en este nuevo año que comienza, hagan bien sin mirar a quien y todo lo bueno vendrá a ustedes.

equivocar.jpg
Resumen
Mi amiga Bárbara estaba tan emocionada de tener por fin lo que siempre soñó, una tienda donde vendía zapatos, que ella misma diseñaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *